Ferrovial

Fue en la última junta de accionistas de Ferrovial cuando su presidente, Rafael del Pino, indicó que la venta de la división de Servicios estaría cerrada “en torno al verano”. Un proceso que se ha retrasado ya que será durante el mes de agosto cuando la compañía reciba las ofertas vinculantes por la misma. Así lo han confirmado a MERCA2 fuentes del sector que, asimismo, han apuntado que “de los fondos que han aparecido como candidatos, alguno no estará en la puja final”.

En esa terna de posibles candidatos han aparecido fondos como KKR, Brookfield, PAI Partners, Blackstone, Apax, Advent y Apollo, así como empresas como la china Tianying, que en su día compró Urbaser a ACS. El nuevo plazo que se plantea para cerrar la operación se traslada a finales de año, según las citadas fuentes que no han querido concretar qué fondo será el que se ha quedado en el camino y que no presentará su oferta vinculante.

El proceso de venta de Amey todavía no se ha abierto y dependerá del brexit y de la venta del resto de la división de Servicios

Por otro lado, Ferrovial está saneando el balance de la filial británica de servicios Amey una vez ha tomado cuerpo la ruptura del contrato con el ayuntamiento de Birmingham (la compañía pagó al consistorio la cifra de 240 millones de euros). Para ello, ha llevado a cabo una ampliación de capital sin salida de caja, con un crédito inter company, por más de 300 millones de euros. De esta manera se inicia el proceso de venta de la filial británica, que será independiente del resto de la división de Servicios, por lo que no será incluida en el perímetro de la operación de la venta de Servicios, y del que “a día de hoy no hay fechas definitivas para abrirlo”, según fuentes del sector.

Analistas consultados por MERCA2 apuntan a que el proceso de venta de Amey podría ser una vez concluida la venta de la división de Servicios, por lo que no podría arrancar hasta 2020, mientras que otros señalan el Brexit (y su solución definitiva) como el punto de partida. Otros, sin embargo, indican que será una vez se sepan los candidatos y antes del 31 de octubre, fecha fijada en el calendario para poder alcanzar un acuerdo sobre la salida del Reino Unido de la UE. Puestos en contacto con Ferrovial, la compañía ha declinado hacer comentarios sobre el candidato que no estará en la puja final de la división Servicios ni sobre la posible fecha de salida de venta de Amey.

LOS QUEBRADEROS DE CABEZA DE FERROVIAL

Son 69.000 personas las que trabajan en Ferrovial Servicios en actividades tan variopintas como conservación de carreteras, limpieza de edificios, tratamiento de agua, o carsharing, entre otras. La mayoría, algo más de 42.000 personas, lo hacen en España. ¿Traducido a euros? La facturación fue de 6.785 millones, de los que 2.200 millones proceden de Reino Unido, donde la empresa aterrizó en 2004 con la compra de Amey. Esta última tiene una plantilla de unos 20.000 empleados.

ACS no tiene necesidad de hacer caja por su negocio fotovoltaico

La famosa frase de divide y vencerás parece haberla hecho suya Florentino Pérez, presidente de ACS, con un claro sentido: sacar el máximo partido...

Continuos han sido los quebraderos de cabeza ocasionados por Amey a Ferrovial, lo que incluso le llevó a provisionar la cantidad de 774 millones de euros, lo que se tradujo en unas pérdidas para el grupo de 448 millones de euros en 2018. Y todo ello tras cuatro años consecutivos de litigios con el ayuntamiento de Birmingham con el que la compañía firmó un acuerdo en 2010 respecto al mantenimiento y mejora de todas las vías urbanas de la ciudad hasta 2035.

Con la venta de la división de Servicios y de Amey, Ferrovial quiere poner su punto de mira en Infraestructuras. Entre las ventajas que conllevaría la venta para la compañía estaría el reforzamiento de su balance (uno de los más saneados del sector), así como mayor capacidad de crecimiento en Infraestructuras, cuya rentabilidad supera a la de Servicios.