Fernando Alonso Dakar

Fernando Alonso disputará la próxima edición del Rally Dakar. Un reto deportivo con fines económicos y promocionales detrás, más allá del desconocido contrato que ha firmado el español. Son muchas las firmas que esperan sacar tajada de la operación como respuesta al incremento de audiencia que se prevé. Desde Kimoa (la insignia del protagonista), hasta los sponsors de Toyota, que aspiran a beneficiarse de forma indirecta de una operación de la que no han formado parte.

Toyota cuenta con una amplia gama de marcas que estampan su logo en el coche y el mono de los pilotos. Una publicidad que se traduce en beneficios para Toyota, el actor más implicado en que Alonso, tras ganar el WEC (y Le Mans) con ellos, se embaucase a una aventura imposible. Entre esas marcas se encuentran Bell, OMP o como eje principal en la indumentaria que habitualmente ha utilizado Fernando Alonso, Mobil 1.

Esta empresa es una marca de aceite de motor sintético, desarrollada por la histórica petrolera Mobil, ahora denominada Exxon Mobil. Se trata de la mayor petrolera de Estados Unidos, que sólo en 2018 ganó más de 20.000 millones de dólares (alrededor de 18.000 millones de euros). Una cifra que avala la buena estrategia que ha seguido la compañía en los últimos años, ya que su negocia va al alza: el crecimiento respecto a 2017 se elevó en más de un 5%. Su vínculo con Toyota viene de largo y la figura de Fernando Alonso ayudará a su campaña de marketing.

FERNANDO ALONSO, UN IMPULSO ‘GRATIS’ PARA LOS SPONSORS

Aunque el Dakar es una competición más ‘difícil’ de seguir por sus extensas jornadas, los resúmenes son bien recibidos en todo el mundo. La audiencia en la pasada edición superó los 1.000 millones de espectadores. Y con Fernando Alonso en escena el tirón será mayor, no sólo en España. El piloto asturiano, doble campeón del mundo de F1, toca la atención en todo el mundo. En su primera participación en las 500 millas de Indianápolis (2018) se multiplicó no sólo la audiencia: también las interacciones de la competición en redes sociales, la afluencia en la cita y todo lo que rodea al evento.

En el Dakar se prevé algo similar, sobre todo en zonas como Argentina, donde la celebración del evento en Sudamérica ayudó a catapultar el interés. Es ahí donde espera sacar tajada otra petrolera asociada a Toyota en Argentina: YPF. Ambas han rubricado en los dos últimos años acuerdos relevantes a largo plazo (diez años). YPF provee de energía renovable la planta de Toyota en Buenos Aires y para 2020 todo el suministro de energía vendrá de fuentes renovables.

Sus acuerdos han trascendido más allá y han llegado a los circuitos, hasta el punto de dar nombre a los equipos que Toyota tiene conformados en TC2000 y Top Race: “TOYOTA GAZOO Racing YPF Infinia”. No será así en el Dakar, aunque la mayor presencia de Toyota en las televisiones y periódicos de Argentina durante el Dakar ayudará a la empresa dedicada a la exploración, explotación, destilación, distribución y producción de energía eléctrica, gas y petróleo. El mejor ejemplo para comprobar el éxito de un buen marketing es el mercado: el Toyota Hilux (modelo del Dakar) fue uno de los vehículos más demandados en Argentina.

LAS OTRAS MARCAS QUE ESPERAN SACAR TAJADA

Junto a las destacadas petroleras, Fernando Alonso ha portado en su mono el logo de otras marcas, casi siempre dedicadas a la fabricación de productos destinados al automovilismo u otro sector de carreras. La difusión ha sido menor, pero durante los rallys que ha disputado ha promocionado a Bell, su proveedor de cascos, que tendrá presencia también en el Dakar. Otro patrocinador de características similares es OMP, visible dentro del vehículo y en el mono de los pilotos. Se trata de una marca de cinturones de seguridad, la habitual del equipo Toyota.

Al contrario de lo que sucede en otros eventos de la Fórmula 1 donde imperan casas de apuestas, tabaqueras o compañías tecnológicas, Toyota pondrá en el escaparate a petroleras y empresas dedicadas al sector del automovilismo. Y con la incógnita de si Fernando Alonso portará, o no, un mono con publicidad de Red Bull como sí harán algunos de sus compañeros. La bebida energética puede ser otra de las grandes beneficiadas si finalmente se produce esa situación.