FCC ha vendido el 49% del capital social de Green Recovery Projects, filial que canaliza cinco plantas de tratamiento de residuos en Reino Unido, al fondo a Icon Infrastructure por un importe de 198 millones de libras esterlinas (unos 220 millones de euros), según informó la compañía.

El grupo controlado por Carlos Slim da así entrada a un socio en parte de su división de servicios medioambientales, la primera por ingresos de la compañía, en una operación similar a la acometida hace casi dos años en la filial de agua Aqualia.

La transacción acordada ahora supone valorar en 650 millones de libras (unos 722 millones de euros) la totalidad de esta filial de plantas de residuos de Reino Unido, que además generan energía a partir del tratamiento de los desechos.

En concreto, la firma canaliza las plantas de valorización que la filial británica de servicios de FCC tiene en las localidades de Kent, Nottinghamshire, Buckinghamshire, Edinburgh y Lincolnshire.

Con la incorporación de Icon como socio en estas instalaciones y negocio, FCC pretende “reforzar” la “posición de liderazgo” que tiene en la actividad de recuperación de residuos en el Reino Unido, además de desarrollar nuevas plantas de tratamiento de este tipo, instalaciones que se consideran “esenciales para lograr el desafío de la transición ecológica y la potenciación de la economía circular”.

Una vez se cierre la operación, que ha quedado pendiente de recibir ‘luz verde’ de las autoridades correspondientes, la división de Servicios Medioambientales de FCC mantendrá el control de la filial de cinco plantas y la consolidará globalmente en sus cuentas.

Además, seguirá manteniendo la participación del 50% en la planta incineradora de residuos de Mercia y la del 40% en la de Lostock.

FCC aborda esta operación apenas unos meses después de cerrar la reestructuración por la que convirtió la rama de Medio Ambiente en una filial independiente.

Servicios Medioambientales constituye la primera fuente de ingresos y de beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía también participada por Esther Koplowitz, al generar casi la mitad de ambas partidas.

APUESTA POR PROYECTOS VERDES

En su última junta de accionistas, el grupo ratificó que, a pesar de la crisis, sigue adelante con su estrategia de crecimiento enfocada hacia la internacionalización, con el fin de “diversificar riesgos nacionales”.

En este sentido, FCC asegura contar con oportunidades de negocio para todas sus actividades de construcción, servicios medioambientales y agua, en los principales mercados en los que está presente, esto es, América, Europa y Oriente Medio.

En cuanto a la rama de Medio Ambiente apuesta por enfocarla hacia proyectos ‘verdes’ y de economía circular aprovechando los 1.100 millones de euros que captó con una reciente emisión de bonos.