FCC Sacyr OHL hospital Málaga
Foto: Merca2

Terrenos del Hospital Civil. Allí se levantará el que será el tercer hospital de la ciudad de Málaga. Una obra que tendrá una inversión de unos 400 millones de euros y que será levantado gracias a la colaboración público-privada. Una vez se apruebe el proyecto de colaboración PPP, vendrá el momento de la concesion. “Van a estar las principales constructoras”, señalan fuentes del sector. De momento, lo están estudiando o lo van a estudiar, como han confirmado a MERCA2 algunas de ellas como FCC y Sacyr. “Estamos interesados en el proyecto de colaboración público-privado si se produjese. Sería de nuestro interés porque somos referentes en la financiación, construcción y gestión de hospitales”, apuntan desde OHL.

Actualmente se está redactando el proyecto para que, una vez esté listo, se abra el pliego de condiciones para que las empresas privadas se presenten al concurso. El nuevo hospital de la capital malagueña se levantará sobre una superficie construida de más de 150.000 metros cuadrados.

La Junta de Andalucía quiere que el hospital esté finalizado antes de que concluya 2027

La oferta que presenten FCC, Sacyr, OHL y el resto de grandes constructoras interesadas será determinante para cuantificar el número de plantas que tendrá el edificio. Lo que sí está previsto es que, en principio, cuente con más de 800 camas, 46 quirófanos, 214 consultas, una unidad de cuidados críticos y un área de urgencias.

El nuevo hospital de Málaga, cuya finalización se prevé para finales de 2027, será una licitación concesionada. Se levantará con capital privado pero su gestión será pública. Será la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía la que se hará cargo de su gestión.

PAGO EN ALQUILER A FCC, OHL O SACYR

Una de las características del nuevo hospital de Málaga será que el dinero para costear su construcción no procederá de los presupuestos del gobierno de Andalucía presidido por Juan Manuel Moreno, sino de la empresa constructora que acabe ganando la licitación, ya sea FCC, OHL, Sacyr o cualquiera de las otras constructoras.

Estas empresas, y según sean las cláusulas que se acaben firmando entre la parte pública y la parte privada, podría recibir del Ejecutivo andaluz una especie de pago en alquiler durante una serie de años. Transcurrido un periodo de tiempo, que todavía está por definir, podría ejecutar el Gobierno andaluz la opción de compra.

Otro de los puntos que quedaría por definir es el relativo a la prestación de servicios en las instalaciones. Algunas de las empresas constructoras también poseen otras áreas que prestan servicios en hospitales, como son las de limpieza, mantenimiento, o aparcamientos. Este aspecto podría ser también determinante para que la Junta de Andalucía acabara definiéndose por un proyecto u otro. La razón es que, el gobierno autonómico, podría compensar a la constructora concediendo la explotación de dichos servicios.

El nuevo Hospital de Málaga, al que concurrirán FCC, OHL y Sacyr, entre otras firmas, forma parte de un paquete de actuaciones de la Junta de Andalucía. Un conjunto de seis infraestructuras, repartidas por toda la geografía andaluza, y que también se levantarán de manera conjunta entre la iniciativa privada y la pública. En total, más de 1.000 millones de euros. Esos otros proyectos son la Ciudad de la Justicia de Sevilla (110 millones), la ciudad sanitaria y la Ciudad de la Justica de Jaén (350 y 72 millones, respectivamente), y el hospital de Roquetas (30 millones). Los mismos forman parte de un programa más amplio, llamado Andalucía en Marcha, dotado con más de 3.450 millones de euros.