El día D será el próximo 21 de octubre. Entonces, Bogotá sabrá quién será el ganador del concurso para poner fin a una de las deficiencias de la capital colombiana: la red de metro. Dos son finalmente los consorcios que optan a llevarse los laureles del éxito. Uno, denominado Metro de Bogotá, está compuesto por FCC, Carso Infraestructura y Construcción, y Promotora del Desarrollo de América Latina. El otro, Apca Transmimetro, lo integran dos empresas chinas: China Harbour Engineering Company (CHEC) y Xi’an Metro Company Limited. Aunque todo puede pasar, la oferta económica de estos últimos es inferior.

Todo un hándicap para el grupo en el que está integrado FCC. Porque, según el pliego de condiciones del proceso, será la oferta “más económica” la que acabará llevándose el gato al agua para ser el constructor y operador de la línea elevada. Hablamos de casi 600.000 millones de pesos colombianos menos por parte de las compañías chinas respecto al consorcio en el que están FCC y otra empresa de Carlos Slim (unos 156.000 euros).

El pliego de condiciones dice que primará la oferta “más económica”. Ahora se revisan para que se ajusten a lo estipulado.

¿Cómo funciona el proceso? Tres son los puntos que se van a tener en cuenta respecto a las propuestas económicas. A los mismos se les va a otorgar una puntuación determinada. Así, el punto ‘A’ (pagos en pesos por obras civiles), valdrá como máximo 50 puntos sobre 100; el ‘B’ (pago en dólares por los trenes y el sistema ferroviario), valdrá como mucho 31 puntos; y el ‘H’ (pagos trimestrales en pesos por la operación), supondrá un tope de 19 puntos.

Metro de Bogotá (el consorcio de FCC) ha presentado por el primer punto una oferta de 4,39 billones de pesos; por el segundo, 3,49 billones de pesos (997,7 millones de dólares); y, por el tercero, 37,73 billones de pesos. ¿Total? La oferta ronda los 10,9 billones de pesos. ¿En puntos? 94,54, según El Espectador. Hay que tener en cuenta que el punto ‘B’ oscila según la cotización del dólar.

La oferta de Apca Transmimetro (la de las empresas chinas), por su parte, ha sido de 4,07 billones de pesos por el primer punto; 3,46 billones de pesos por el segundo (990 millones de dólares); y 34,91 billones de pesos por el tercero. ¿Total? La oferta ronda los 10,3 billones de pesos. ¿Traducido a puntos? 100 puntos.

LA ESPERANZA DE FCC

Utilizando el símil de una carrera de Fórmula 1, se puede decir que el consorcio chino ahora mismo ocupa la pole position en la adjudicación de la obra del metro de Bogotá. Tras él, el grupo del que forma parte FCC. Y queda carrera hasta llegar a la línea de meta.

Empresa Metro, la firma pública que será la encargada de bajar la bandera a cuadros, está inmersa en el proceso de evaluación de las propuestas. ¿Cuál es su cometido? Evaluar que los precios ofertados no presentan fallos y se ajustan a la realidad económica del proyecto. Es decir, que cumplen con todos los requisitos recogidos en los pliegos. En su afán estará descubrir que las cantidades presentadas no son “artificialmente inferiores” a las del mercado, según recoge La República.

Por tanto, FCC tiene motivos para estar esperanzada por conseguir esta obra que consta de 23,96 kilómetros de longitud y 16 estaciones. Las estimaciones apuntan a que, a diario, moverá un millón de pasajeros. ¿Inversión? 12,9 billones de pesos (unos 3.000 millones de euros). A su ‘favor’, la empresa de Carlos Slim también cuenta su amplia experiencia en este tipo de instalaciones: metro de Lima, Panamá, Riad, Arabia Saudí, Doha…

¿Y los chinos? Xi’an Metro Company Limited se encargó de la construcción, operación, gestión y recursos de ingeniería del metro de Xi’an. CHEC se dedica a la ingeniería marina, carreteras y puentes, ferrocarriles, aeropuertos y construcción de plantas. Ya en Colombia, junto a la constructora El Cóndor, están construyendo la Autopista al Mar 2. También ambas construirán el cuarto puente sobre el Canal de Panamá. CHEC es filial de CCCC (China Communications Construction Company) y tiene a los mandos a Liu Quitao, miembro del Partido Comunista Chino, y una de las manos derecha del presidente Xi Jinping.

Adif y Tragsa, de brazos cruzados en el túnel Gran Vía-Sol

Un centenar de metros de longitud, 5,7 metros de ancho y 3,8 metros de alto. Estas son las principales características del túnel peatonal que...

Tanto el consorcio en el que está FCC, como el de las dos empresas chinas, firmaron sendos protocolos de transparencia. Por los mismos, podrían ser sancionados, e incluso excluidos, en el caso de incurrir en alguna práctica prohibida, o sólo por intentarlo.

Consorcio Metro de Bogotá (FCC y otras dos compañías) y Apca Transmimetro fueron finalmente los dos únicos consorcios que decidieron presentar propuestas. Las mismas tuvieron un montante que osciló entre los cinco y los diez millones de dólares. En el camino se quedaron otros consorcios en los que también había participación de otras empresas españolas como Sacyr, Acciona y CAF.

Comentarios de Facebook