Santiago Bernabéu cubierta retráctil
Grúa móvil en el exterior del Santiago Bernabéu. Foto: Merca2

Un año se ha cumplido desde que FCC pusiera ‘la primera piedra’ de la reforma del Santiago Bernabéu. Un año en el que la renovación del feudo merengue ha contado con un aliado inesperado: el covid-19. Si bien en un principio hizo que se pararan las obras durante dos semanas, la paralización de la liga y de la champions league ha dado un empujón frenético al estadio del club de Concha Espina. Los días que se paraban las obras por el fútbol han quedado en el baúl de los recuerdos. Y ya se habla de acortar los plazos de entrega si no surgen contratiempos.

Quienes hoy visiten los alrededores del Santiago Bernabéu, verán dos grandes grúas que se suman a las otras cuatro ya existentes. Una de ellas no está anclada al suelo, sino que su base son unas cadenas. Una especie de ‘tanque’ que tiene una carga máxima de 600 toneladas, con una altura de elevación máxima de 187 metros, y un alcance máximo de 152 metros. Es el mismo tipo de grúa que se usa en el montaje de los aerogeneradores, por ejemplo.

El montaje de las cerchas transversales será el primer paso de la futura cubierta del estadio

De momento, la labor de esta grúa es levantar la homónima cuya posición será la misma que tenía en su momento La Esquina del Bernabéu, ya eliminada. De esta manera se puede decir que se inicia el pistoletazo de salida de la segunda temporada de la reforma del Santiago Bernabéu por parte de FCC.

Una segunda temporada en la que seguirán los trabajos en edificios y torres, se desmontará la viga este existente, y se montarán las cerchas transversales, y la nueva cubierta este. Dicho de otra manera, arrancará la que será una de las señas de identidad del estadio merengue: la cubierta retráctil.

Los trabajos de montaje de la estructura cubierta comenzarán con las cerchas atirantadas durante este segundo verano, según pronosticaba FCC durante el vídeo de presentación de la obra. El montaje de las cerchas se llevará a cabo desde el exterior del estadio gracias a estas dos nuevas grúas que se suman a otras cuatro ya existentes.

FCC AVANZA

Desde que FCC arrancara las obras del Santiago Bernabéu, los cambios ya se aprecian en el recinto blanco. Se ha demolido el centro comercial La Esquina del Bernabéu, y se han realizado los trabajos del túnel logístico, así como la cimentación de las nuevas torres, y los desmontajes de las cubiertas. Torres, situadas en el Paseo de la Castellana, que están a punto de formar su esqueleto completo.

Torre del Paseo de la Castellana. Foto: Merca2

Este verano de 2020, FCC dará fin al desmontaje de las cubiertas este y oeste. Mientras, en paralelo, se demolerán las torres oeste, el edificio multiusos, y el graderío y la fachada este. Serán entonces cuando comenzarán a montarse las cerchas principales. Las mismas acabarán conformando lo que será el nuevo techo.

Durante aproximadamente un año, junto a las cerchas, se montará la estructura de fachada y los trabajos de la viga museo. Y, al llegar a la tercera temporada, tendrá lugar el montaje de la cubierta retráctil y la instalación de las lamas.

FCC resultó adjudicataria de la reforma del Santiago Bernabéu tras imponerse a Ferrovial, Acciona y San José. Su oferta, de 475 millones de euros, era más económica. Además, su plazo de ejecución era el más rápido. Un plazo que podría acortarse todavía más al no tener que parar las obras los días de partido.

Comentarios de Facebook