Protesta contra la pobreza y la desigualdad en las calles de Madrid.

La condición de rico o pobre se hereda en España. Si se nace en una familia de ingresos altos se ganará un 40% más que si se nace en una familia de ingresos bajos. Así concluye un informe realizado por Oxfam Intermón titulado “Desigualdad 1-Igualdad de Oportunidades 0. La inmovilidad social y la condena de la pobreza” publicado en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).

La organización confirma que una de cada seis familias españolas de clase media sigue en crisis económica a pesar de la recuperación. La inmovilidad social en España provoca que las personas empobrecidas “tengan más difícil cambiar su situación a lo largo de su vida”. De hecho, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que se necesitarán 120 años (4 generaciones) para que las familias más pobres alcancen ingresos medios.

Además, la recuperación económica ha beneficiado notablemente a las rentas altas. Mientras que en 617.000 hogares españoles no entró ningún tipo de ingreso el año pasado, los ultramillonarios aumentaron en un 4 por ciento (alcanzando las 1.690 personas).

Según la organización, en este escenario de desigualdad y pobreza, las mujeres y los niños son las personas más perjudicadas. El 70,8% de las personas con un contrato parcial no deseado son mujeres, así como 7 de cada 10 personas que reciben el Salario Mínimo Interprofesional.

Además, el hecho de que a muchas mujeres se les impida participar en el mercado laboral y, por tanto, no cotizar en la Seguridad Social, provoca que los hombres cobren un 41,37% más que las mujeres.

Esta crisis (global) de desigualdad es el reflejo del fracaso del sistema económico actual. Los Gobiernos deben actuar inmediatamente para lograr cambios reales y un futuro digno para todas las personas, y no solo para una minoría privilegiada”, según confirma José María Vera, director general de Oxfam.

“La desigualdad afecta a los derechos y oportunidades que tengamos en nuestra vida”

DERECHOS Y OPORTUNIDADES, LUJOS PARA RICOS

“La desigualdad afecta a los derechos y oportunidades que tengamos en nuestra vida”, confirma José María Vera, director general de Oxfam Intermón. Muchos gobiernos alimentan la polarización con sus políticas, que provocan el adelgazamiento de las clases medias y la sobreealimentación de las clases ricas, como ocurre en España.

Según confirma Vera: “En España no hay un sistema fiscal que garantice la protección contra la pobreza. Si las clases más ricas pagasen solo un 0,5% de impuestos adicionales, se podría educar -por ejemplo- a 262 millones de niños que en la actualidad no van a la escuela”, declara el director.

En esta línea, indica que el sistema educativo es más inequitativo en la actualidad que antes de que comenzara la crisis. De todas las personas que abandonan sus estudios, 1 de cada 2 pertenece a las familias con menos ingresos.

Para la organización, la desigualdad y la pobreza se alimentan en España con la precariedad laboral y un sistema de protección social ineficaz que “no garantiza la dignidad de las personas más vulnerables”.

El 13% de las personas que trabajan vive por debajo del umbral de la pobreza. Respecto a la protección social, una de sus principales debilidades es “la infradotación de las transferencias públicas”, que no consigue sacar de la pobreza ni a una de cada cuatro personas.

“¿BIENESTAR PÚBLICO O BENEFICIO PRIVADO?”

A nivel internacional, detalla que la fortuna de los milmillonarios, donde 9 de cada 10 son hombres, aumentó en un 12% en 2018. Sin embargo, la riqueza de la mitad más pobre de la población disminuyó en un 11%.

“Esta alarmante crisis de desigualdad es el reflejo del fracaso del sistema económico actual. Los Gobiernos deben actuar inmediatamente para lograr cambios reales y un futuro digno para todas las personas”, ha señalado José María Vera, el director general de la ONG.

El sistema actual es incapaz de reducir la desigualdad y la pobreza, cuando “debería ser un objetivo prioritario de cualquier proyecto político y tener un lugar relevante en las primeras páginas de los programas electorales. El Gobierno de España ha adquirido una serie de compromisos internacionales, por lo que pedimos su cumplimiento de forma urgente”, afirma Vera.