cambios dgt - adios multas por correo

La Dirección General de Tráfico (DGT) nuevamente emitió una alerta referente a un nuevo fraude informático que consiste en suplantar la imagen corporativa, esto mediante él envió al correo de los usuarios sobre notificaciones de multas completamente falsas a los conductores de vehículos. 

El organismo ha alertado a través de su cuenta oficial de Twitter lo siguiente: De nuevo tenemos en circulación una comunicación ‘fake’ que llega a través de ’email’ sobre una falsa multa de la DGT. No piques, elimínalo directamente, no pinches en ningún enlace. La DGT nunca comunica las sanciones así”.

Básicamente, es un escenario que es considerado como una especie de ‘phishing’, que se caracteriza por ser una técnica donde un ciberdelincuente logra la confiabilidad de su víctima, esto con la finalidad de robarle dinero o información personal.

El procedimiento se destaca por ser bastante fácil, consiste en que una persona recibirá un correo electrónico a cargo de una supuesta dirección asociada a la DGT, quien será el remitente y organismo que se encargara de aplicar la multa al conductor. Al instante de abrir el email, el usuario podrá verificar un texto con el membrete asociado a la entidad y al Ministerio del Interior, el cual contendrá información referente a una sanción que no ha sido cancelada y por ende, invita a la víctima a realizar clip sobre el enlace para suministrar más información.

En el momento que se ingresa al enlace se descargara de manera automática un “malware”, que es un determinado programa malicioso que es fenomenal para asistir en el robo de la información de los usuarios o implantar un perjuicio de índole económico. Según lo advertido por la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), cartera dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), no hay manera de perder todo si se abre el correo recibido por los estafadores. En general, hay que evitar darle clic a cualquier enlace, siendo lo más adecuado eliminar el correo rápidamente y así se prevendría grandes dolores de cabeza.

Cabe destacar, que este fraude no es para nada nuevo, ya que en 2019 la DGT notificaba la queja de varios conductores, quienes recibían correos con multas que trascendían los 1.500 euros. De igual manera, en mayo del presente año el organismo sacaba a la luz pública la existencia de una novedosa estafa, la cual era muy parecida a la anterior. El mensaje que aparecía en los correos electrónicos rezaba así: “Detectamos en nuestro sistema un registro de multa de tránsito no pagada”.

La detección de una estafa por medio del ‘phising‘ se hace verificando irregularidades en la dirección (remitente), la ortografía y gramática empleada en el aviso y el llamado a la acción de carácter urgente. Por estas razones, la OSI estableció los siguientes consejos:

  1. Nunca proporcionar la información que se ha solicitado ni responder los mensajes recibidos. De presentarse dudas o consultas, hay que notificar de manera directa a la empresa o el servicio al cual “representan”.
  2. En ningún momento vayas a introducirte en los enlaces proporcionado por los estafadores, ni mucho menos procedas a descarga alguna clase de documento adjunto que pueda existir.
  3. Eliminar lo más pronto posible el correo electrónico y notificar el fraude.

Si se cae en la trampa mortal de los estafadores, lo primordial es realizar una recopilación exhaustiva de mayor cantidad de información posible, siendo el caso de correos electrónicos, capturas sobre las conversaciones y documentación proporcionada para la eventual multa.

Una de las recomendaciones más convenientes, es cambiar la contraseña de cada uno de los servicios que uses en con la misma clave de acceso; así como también, presentar la denuncia correspondiente a los organismos de seguridad pertenecientes al Estado.