Facebook

Chris Hughes, uno de los cofundadores de Facebook junto a Mark Zuckenberg, ha descrito los riesgos que pueden suponer la criptodivisa que piensa lanzar la red social. “El poder puede caer en manos equivocadas”, ha señalado.

En una columna publicada en el diario británico ‘Financial Times’, Hughes ha asegurado que si los reguladores no actúan ahora, “muy pronto será demasiado tarde”.

“Esta divisa insertará una capa corporativa en el control monetario, situada entre los bancos centrales y los individuos. Inevitablemente, estas compañías pondrán sus intereses privados –beneficios e influencia– por encima de los públicos”.

Libra, la criptodivisa anunciada por Facebook esta semana, será administrada por una asociación radicada en Suiza de la que ya forman parte un total de 28 empresas privadas. Entre ellas se encuentran Mastercard, PayPal, Visa, Uber o Vodafone, además de los fondos de capital riesgo Andreessen Horowitz, Breakthrough Initiatives, Ribbit Capital, Thrive Capital y Union Square Ventures.

“Los supervisores han subestimado el poder de Facebook en el pasado, permitiéndola hacerse con rivales potenciales como WhatsApp o Instagram”

La crítica de Hughes se centra, además, en el hecho de que los activos y los depósitos que respaldan el valor de Libra estarán denominados en euros y dólares, lo que restará poder a los bancos centrales de los mercados emergentes y países en desarrollo.

“Si el suficiente número de personas abandona sus divisas locales, se podría amenazar la capacidad de los Gobiernos de los mercados emergentes de controlar su masa monetaria, los tipos de cambio y, en algunos casos, la posibilidad de establecer controles de capital”, ha subrayado el cofundador de la red social estadounidense.

El empresario ha recomendado a los países en desarrollo que ralenticen el avance de Facebook prohibiendo de forma temporal a los bancos locales y las redes de procesamiento de pagos aceptar Libras. “Los supervisores han subestimado el poder de Facebook en el pasado, permitiéndola hacerse con rivales potenciales como WhatsApp o Instagram. En esta ocasión, el escrutinio por los reguladores apropiados debe ser exhaustivo”, ha apostillado.