La reciente salida de los fundadores de Instagram, tras el periodo de gracia firmado tras su compra, ha obligado a la propia Facebook a replantear su estrategia en la que es su gran joya de la corona. Para ello, Mark Zuckerberg ha decidido poner al mando a tres antiguos directivos que edificaron el imperio de la red social para que pueda continuar con su velocidad crucero de cara a los próximos años.

Instagram se ha convertido en los últimos años en el principal reclamo para los inversores de Facebook, gracias a las increíbles cifras que está alcanzando en los últimos años. La locura llega hasta el punto de que su valoración actual, que supera los 100.000 millones de dólares según los analistas de Bloomberg, supone multiplicar por 100 la inversión que hiciera años atrás Zuckerberg para adquirirla por poco más de 1.000 millones de dólares.

En la actualidad, la red social basada en fotos e imágenes cuenta con más de 1.000 millones de usuarios, lo que le permitirá retornar unos ingresos cercanos a los 14.000 millones para este 2019. Aunque los analistas señalan que podría en cinco años podría superar los 2.000 millones de usuarios, si es capaz de replicar el modelo escalar de Facebook, esto es generar cada vez más recurrencia y nuevos consumidores. Con ello, se prevé que Instagram “pueda representar aproximadamente el 21% de los ingresos por publicidad de Facebook este año”, explican los analistas.

Tesla Model 3

La trampa de Tesla: su Model 3 contamina más que los nuevos híbridos

La realidad actual del coche eléctrico, incluido el fenómeno de masas que es Tesla, se asemeja a la máxima que defendía el pragmático Mark...

Lo anterior, explica la razón por la que Zuckerberg ha confiado en los veteranos directivos de Facebook para que Instagram prosiga con su crecimiento. Así, Nam Nguyen será el nuevo director de la sección de ingeniería de la red social (al que acompaña James Everingham), Luke Woods se encargará de mejorar el diseño de la aplicación, mientras que Elisabeth Diana se encargará del apartado del segmento de comunicación. Los tres llevan trabajando para levantar Facebook desde 2011, y ahora Instagram será su nuevo reto.

Curiosamente, si el plan de Zuckerberg funciona como esperan los analistas Instagram será más que capaz de plantar cara a la propia Facebook, como red social y también como principal sustento de rentabilidad para el conglomerado tecnológico. “La capacidad de Instagram para mantener los ingresos de dos dígitos y el crecimiento de usuarios en los próximos cinco años podría justificar una valoración independiente más alta que la de Facebook, que cotiza a 6,8 veces las ventas a 12 meses”, explican desde Bloomberg.

“Facebook tardó unos cinco años en agregar mil millones de usuarios (…) Instagram debería poder duplicar el tráfico a un ritmo más rápido”

Además, no solo influye la posición de nuevos directivos con gran experiencia a sus espaldas, sino que la curva de crecimiento podría ser menos dolorosa para Instagram. “La plataforma principal de Facebook tardó unos cinco años en agregar mil millones de usuarios (…) Instagram debería poder duplicar el tráfico a un ritmo más rápido, ya que la curva de adopción ha superado a Facebook”, indican distintos estudios que ofrece el portal económico.

El último elemento al que se enfrenta Facebook con respecto a su joya, es la consolidación de Instagram TV. Una de las claves de este lanzamiento, Google también está trabajando en ello, radica en que el fuerte control de los datos de los usuarios que ambos poseen les permiten ventajas claves frente a otros competidores. Aun así, todavía existen riesgos importantes debido a que el material con el que trabajan ambas compañías (datos personales, en especial) es cada vez más sensible a un aumento de la regulación por parte de los gobiernos.