Citroën
Foto: Tomohiro Ohsumi para Bloomberg.

Este 2018 no ha sido un mal ejercicio para Citroën. La firma francesa, perteneciente al Grupo PSA, comenzó un gran cambio en su posicionamiento como marca hace cuatro años. Esta transformación ha dado sus frutos. Citroën cerrará diciembre con los deberes hechos. Por primera vez desde 2010 ha superado las 100.000 matriculaciones en España. Un buen resultado producto de la acogida que los ‘Made in Spain’ han tenido en el mercado nacional.

Porque apostar por la fabricación en España tiene buenas consecuencias. O al menos eso piensa Citroën. Grupo PSA posee tres plantas en el país. Además de las que ya eran propias antes de la compra de Opel, ubicadas en Vigo y Madrid, ahora dispone de la factoría de General Motors de Zaragoza. Cabe destacar que las instalaciones mañas y las gallegas cerrarán el año como la segunda y la tercera por volumen de producción, detrás de la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona).

De ellas han salido más del 60% de los vehículos que la marca ha entregado en España. Una muestra es la nueva berlina C4 Cactus, que cerrará el año con 10.000 matriculaciones. Así como el SUV C3 Aircross, con 11.500 unidades. El primero se produce en la capital, mientras que el segundo es ensamblado en la factoría de Opel. Además, el C3 es el turismo más vendido de la marca en España.

BMW, Mercedes-Benz, Daimler

Mercedes-Benz y BMW se pueden convertir en el próximo Volkswagen

En época de vacas flacas las empresas buscan cualquier alternativa para subsistir. El sector de la automoción no está pasando su mejor momento. Eso...

Estos datos harán que Citroën cierre 2018 con un crecimiento de sus ventas en España cercano al 5%. El ejercicio pasado, la compañía matriculó en el mercado nacional más de 95.500 unidades, lo que supuso un incremento del 27%.

CITROËN, LÍDER EN VEHÍCULOS COMERCIALES

Pero si hay algo en lo que destaca la marca francesa es en la producción de vehículos comerciales. En este segmento, Citroën es líder un año más gracias a aceptación de su modelo Berlingo. Este ejercicio, tras la llegada de la tercera generación de ese icónico vehículo, la marca venderá 25.000 unidades. Por lo cual, uno de cada cuatro automóviles que entrega la firma en España es una Berlingo.

“Citroën es líder del mercado de vehículos comerciales en el acumulado a noviembre, con una cuota del 16% y un crecimiento del 14%. La marca ha experimentado un incremento que dobla al del propio mercado, que aumenta un 7%. Siempre en el pódium de este mercado, Citroën debe su éxito a una gama de vehículos comerciales robustos, fiables y polivalentes”, han señalado desde la compañía.

Para 2019, la marca tiene todas las esperanzas en el nuevo C5 Aircross. A pesar de no ser de fabricación española, ya que se produce en la planta del Grupo PSA en Rennes (Francia), su llegada al mercado en enero puede convertirse en una gran revelación. “Tras este 2018 que cierra en positivo, 2019 se presenta con las mejores perspectivas para la marca”, ha destacado el director general de Citroën para España y Portugal, Pablo Puey.

MALOS DATOS DE PRODUCCIÓN EN ESPAÑA

Sin embargo, a pesar de los resultados satisfactorios que Citroën obtiene de los ‘Made in Spain‘, la producción de vehículos en el territorio nacional ha descendido en lo que va de año un 0,03%, hasta 2,67 millones de unidades. El mes de noviembre ha sido especialmente complicado para las fábricas españolas. En su conjunto han sacado al mercado 256.874 vehículos, un 13,7% menos.

Según la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), pese a que las cifras del mes de octubre señalaban una posible recuperación de los mercados europeos, la debilidad de la demanda se ha mantenido en noviembre, sobre todo en los cuatro principales destinos de exportación. Las matriculaciones en Alemania cayeron un 9,9%. En Francia, las ventas de vehículos disminuyeron un 4,7%. Por su parte, la demanda en Italia se contrajo un 6,3% y en Reino Unido un 3%.

Además, la propia demanda española se está retrayendo, ya que el consumidor se encuentra en un momento de gran incertidumbre. “España es el primer destino de la producción española. Un mal comportamiento del mercado nacional tiene un efecto importante en el ritmo de producción de las fábricas”, ha explicado Anfac.

Carlos Ghosn, Nissan

Así son las casas de Carlos Ghosn con las que Nissan se quiere quedar

El escándalo del arresto de Carlos Ghosn todavía va a tener eco para rato. Pero Nissan lleva semanas deshaciéndose de todo lo que la...

La entrada en vigor de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP y las dificultades de las plantas para proveerse de motores homologados según las nuevas condiciones ha provocado paros en la producción de algunos días o la reducción de turnos. No obstante, está previsto que el ritmo se recupere en los próximos meses.

CONTRATO RELEVO

Para mejorar la situación de las instalaciones españolas y el rejuvenecimiento de sus plantillas el Congreso de los Diputados ha convalidado el Real Decreto Ley de Medidas Urgentes para el Impulso de la Competitividad Económica de la Industria y el Comercio. En él se incluye la moratoria, hasta 2023, de las condiciones del contrato relevo previas a la reforma laboral.

Tal como ha señalado Anfac, para la industria del automóvil “esta figura de jubilación parcial con simultánea celebración de contrato relevo es de vital importancia”. Fue muy utilizada por los fabricantes en el pasado y ayudó a mantener más de 4.000 empleos durante la crisis económica.

Pero en 2011 se endurecieron sus condiciones, “hasta hacerlo prácticamente inoperante para las empresas”. Aun así, se permitió que aquellas compañías que ya lo estuviesen aplicando pudieran seguir con las condiciones previas.

“Es una medida que fomenta la competitividad de las fábricas, permite proteger el empleo de calidad y da acceso a los jóvenes a la industria en condiciones muy favorables. Valoramos que el Gobierno lo haya llevado adelante y al resto de formaciones políticas su convalidación favorable en el Congreso de los Diputados”, ha apuntado el vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero.