El primer EGM de la temporada ha provocado varios movimientos subterráneos en la radio española. En Onda Cero, que nota un leve crecimiento gracias al aterrizaje de José Ramón de la Morena, todos los ojos apuntan a Isabel Gemio. 

Es cierto que compañeros suyos como Carlos Alsina, Juan Ramón Lucas o David del Cura no han logrado unos resultados como para tirar cohetes, ya que Julia Otero es la única que aguanta la segunda posición en su franja horaria. Pero la caída interanual de la comunicadora extremeña es al menos llamativa: los sábados se apunta 618.000 oyentes, por lo cual pierde en un año un 17,7% de sus seguidores, mientras que los domingos la audiencia es de 587.000 oyentes, caída casi idéntica que el día anterior con un 17,8%. 

Isabel Gemio, que se ha convertido en una de las voces clásicas de Onda Cero con trece temporadas a sus espaldas, no ha logrado que Te doy mi palabra se acerque siquiera a A vivir que son dos días, que ronda los dos millones de oyentes en la SER, a No es un día cualquiera de RNE, que supera los 700.000 fieles, y a Fin de semana de COPE, que los domingos supera los 800.000 parroquianos y los domingos roza los 600.000.

Fuentes cercanas a Onda Cero señalan a Merca2 que Ramón Osorio, presidente de Onda Cero, ya tendría la decisión de su relevo por dos motivos: es cuarta opción en su franja y ha pasado de contar casi un millón de oyentes en 2009 a rondar los 600.000. La comunicadora, que acaba contrato con la emisora en junio, podría ser la damnificada de la crisis de la emisora, que pese a ello apuesta por la dinámica heredad de Javier González Ferrari de no hacer grandes cambios en su parrilla y creer en sus voces más reconocidas.

Comentarios