La Alianza para la Excelencia Turística Exceltur reclama abrir “de manera inmediata” negociaciones bilaterales con los principales países emisores europeos con el fin de que ‘destinos seguros’ españoles puedan recibir a ‘turistas seguros’ internacionales “para no perder el verano turístico en España”.

Las declaraciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, poniendo en valor el sector turístico español y dando la bienvenida a los turistas extranjeros han impulsado las reservas turísticas en el país para este verano, pero Exceltur considera que esto es “insuficiente” para salvar la temporada.

En una entrevista, el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, Jose Luis Zoreda, ha explicado que “lo ideal” sería poner en marcha un acuerdo común en la Unión Europea para activar los flujos turísticos, algo que sería, en palabras de Zoreda, como restituir el espacio Schengen”.

Pero si no fuera posible articularlo “con la inmediatez que necesita el sector”, sería imprescindible acordar entre países la posibilidad de restablecer cuanto antes los flujos turísticos.

“Estaría en nuestras capacidades bilaterales el establecimiento de planes ‘B’ con gobiernos de Inglaterra, Alemania, Escandinavia, Benelux o Francia para asegurarnos cuando menos, que si no conseguimos un acuerdo general de los 27 países de la UE, existan acuerdos bilaterales con los principales mercados turísticos de origen para España”, indicó Zoreda alertando que si falla el acuerdo europeo, o se retrasa mes y medio “se ha perdido el mes de julio”.

“Las ganas de viajar hoy superan al miedo a viajar. No perdamos la oportunidad ahora por burocracias administrativas de que se ralenticen estas ganas y nos pasen por delante otros países”, ha alertado el vicepresidente ejecutivo de la organización turística.

Así Exceltur advierte de que otros países como Italia o Grecia “ya están moviendo ficha” en sus territorios “porque el tiempo apremia”, y se agrava la capacidad de superviviencia del tejido empresarial español a final de verano.

5.000 MILLONES SEMANALES EN RIESGO

Exceltur recuerda que otros veranos la facturación del sector rondaba los 5.000 millones de euros por semana. “Este año no se va a facturar lo mismo, evidentemente, pero el coste de oportunidad perdida es ese y el Gobierno lo tiene que saber”, ha justificado Zoreda.

En este contexto pide no caer en un ‘falso patriotismo equivoco’ de que “hasta que los españoles no circulen libremente por España ningún extranjero lo podrá hacer”. Recuerda así que hay regiones como Baleares donde el 91% de la demanda turística en los meses de julio, agosto y septiembre es extranjera.

“Esto no va de patriotismos equívocos, va de reactivar una actividad económica fundamental para el país en los meses ‘punta’ en los que somos locomotora. Por ello reclamamos un plan específico de apoyo al sector cuanto antes bajo la premisa de turista seguro a destino seguro”, reitera la organización.

EL 20% DEL FONDO DE RECONSTRUCCIÓN PARA EL TURISMO

La Comisión Europea propuso la pasada semana un fondo de reconstrucción post-covid que alcanzaría los 750.000 millones de euros en dos años, de ellos unos 140.000 millones podrían llegar a España. Teniendo en cuenta que el turismo es uno de los sectores más afectados por la pandemia, desde Bruselas se consideraba que este plan de recuperación debería destinar entre el 20 y el 25% de este presupuesto a al turismo.

Unos cálculos que, según el ‘lobby’ turístico, podrían llevar al sector turístico español a recibir entre 28.000 y 30.000 millones, suponiendo un gran ‘balón de oxigeno’ para un sector que está pasando por unos graves momentos, para de ese modo potenciar las inversiones necesarias para un nuevo ciclo.

Por ello instan a que el dinero del plan de reconstrucción europeo derivado a España sea destinado tanto a garantizar la extensión de los ERTEs del sector turístico en las mismas condiciones que otros sectores, como para la reconversión de destinos turísticos maduros que necesitan renovarse para ser competitivos.

Para Exceltur, los planes de financiación con avales del ICO presentados por el Gobierno español son valiosos, aunque “insuficientes” ya que no cuentan con las especifidades y necesidades de un sector como el turístico.

“El dinero que se ofrece comparado con lo que factura el sector es una miseria. Se necesita no menos de 40.000 millones de euros en créditos, exenciones fiscales y la extensión de los ERTEs hasta no menos de finales de año”, indicó Zoreda recordando que el sector está perdiendo al mes cerca de 14.000 millones de euros de facturación.

El problema, según Exceltur, es que ahora aunque “todos reconocen las necesidad de estas prorrogas de ERTEs turísticos”, se argumenta que no hay financiación disponible y por tanto las condiciones y bonificaciones son diferentes a los ERTEs anteriormente aplicados. Por ello el dinero de la UE podría ayudar a equiparar estos últimos ERTEs en igualdad de condiciones.

Además, este dinero proveniente de Bruselas podría ser destinado también a uno de los grandes retos que pendiente el sector turístico nacional desde hace años: la reconversión de destinos turísticos maduros del litoral español de primera generación, “las grandes fábricas del turismo nacional desde hace década”.

“Si aspiramos a un turismo más sostenible, con menos gente que se gaste más, respetuoso con el medio ambiente, y respetuoso con los valores e identidades locales, tenemos que ofrecer a los visitantes productos nuevos, renovados y singulares, y para eso hace falta mucha inversión que podría venir claramente de estos fondos”, reclamó Zoreda.

El sector turístico representa el 10% del PIB de la UE y absorbe el 12% del empleo total. “Los fondos de Bruselas tendrían el mejor destino en la salvación de la gran locomotora de la economía española que es el turismo”, concluyó Zoreda reclamando de nuevo un gran plan de apoyo estratégico al turismo español por parte del Ejecutivo.

Exceltur presentó al Gobierno a comienzos de mayo el plan ‘Renacer turismo 2020-2023″, con el fin de conseguir “una gran apuesta de Estado” a favor del turismo. La propuesta planteaba un plan integral en tres fases sucesivas, ordenadas por prioridades: salvamento empresarial, recuperación de la actividad y refuerzo de la competitividad.

Comentarios de Facebook