los robots

Varias teorías recientes hacen hincapié en los efectos negativos del envejecimiento de la población sobre el crecimiento económico. Ya sea debido a la menor participación de la mano de obra y la baja productividad de los trabajadores de mayor edad o porque el envejecimiento generará un exceso de las pensiones sobre la inversión deseada. Se constata que no existe tal relación negativa en los datos. En todo caso, los países que experimentan un envejecimiento más rápido han crecido más en las últimas décadas. Se sugiere que este hallazgo contradictorio podría reflejar la adopción más rápida de las tecnologías de automatización en los países que experimentan cambios demográficos más pronunciados y proporcionar pruebas y fundamentos teóricos.

No hay evidencia de una relación negativa entre el envejecimiento y el PIB per cápita“, escribieron en un documento titulado “Secular Stagnation? The Effect of Aging on Economic Growth in the Age of Automation“. El documento continúa: “Por el contrario, la relación es significativamente positiva en muchas especificaciones”.

“Desde principios de la década de 1990 o 2000, los períodos comúnmente vistos como el comienzo de los efectos adversos del envejecimiento, en gran parte del mundo avanzado, no se ha constatado una asociación negativa entre el envejecimiento y una disminución en el PIB per cápita”, han observado en su investigación.

Los autores dicen que esto podría ser debido a la mayor adopción de la tecnología y al desarrollo de los robots. “Este hallazgo contradictorio podría reflejar la adopción más rápida de las tecnologías de automatización en los países que experimentan cambios demográficos más pronunciados”, dijeron, incluyendo un gráfico que muestra la relación entre el envejecimiento de la población y la adopción de robots:

Los robots

De hecho, la creciente escasez de mano de obra debida al envejecimiento podría estimular en realidad la creciente adopción de tecnología, y los robots, que ahorre mano de obra. “La escasez de trabajadores jóvenes y de mediana edad puede desencadenar la adopción de nuevas tecnologías de automatización de manera que los efectos negativos de la escasez de mano de obra puedan ser completamente neutralizados o incluso revertidos”, señalan.

Los robots al rescate

¿Los robots pueden resolver los problemas de una sociedad que envejece? La investigación actual sugiere que sí. Hoy en día, los robots pueden sacar la basura, ayudar a caminar y hacer las compras. Pueden bromear, reconocer las emociones e incluso aprender. Aunque los robots totalmente operativos con fines terapéuticos ya no son un cosa del mañana, la robótica y los médicos han predicho la llegada, en los próximos años, de los nuevos avances en el campo de las tecnologías robóticas informatizadas que permitan a las personas mayores a permanecer en casa más tiempo.

Todo esto se ha puesto en marcha en Japón, donde la prolongación de la vida útil y el descenso de la natalidad son alarmantes. Ello debido a una reducción de la fuerza de trabajo y de una creciente demanda de personal de enfermería. Para superar estas deficiencias, los japoneses se han volcado en aquello que mejor saben: hacer la tecnología. El mundo se adapte a su ventaja. La longevidad es mayor que nunca, la Unión Europea (UE) está invirtiendo decenas de millones de euros cada año en robótica adaptada a la atención basada en la investigación en gerontología.

Los estudios muestran que a nivel nacional y europeo, los costos del cuidado de la salud, asociados con el envejecimiento continúan aumentando. La UE ha asumido el compromiso estratégico para promover la sostenibilidad a través de la tecnología“, comentó Jorge Dias de la Universidad de Coimbra en Portugal, que trabaja en el proyecto GrowMeUp financiado por la Unión Europea. Esta iniciativa promueve la robótica para ayudar a las personas mayores a permanecer activos y saludables. “El objetivo es mostrar que el sistema robótico GrowMeUp puede aumentar la eficiencia de la asistencia sanitaria al tiempo que mejora la calidad de vida. Esperamos que este proyecto mantendrá a los ancianos el mayor tiempo posible en sus hogares y evitará el tener que trasladarlos a hogares de ancianidad.”

los robots

Hasta la fecha, el proyecto experimental más importante del mundo se llevó a cabo como parte del proyecto del Robot-Era. Este proyecto tenía como objetivo poner a prueba la eficacia y aceptabilidad de los robots en los servicios para las personas mayores. En Italia y Suecia, alrededor de 160 personas mayores participaron en este proyecto piloto. En cuatro años cuando los robots hacían las compras, ayudaban a sacar la basura y colaboraron en la seguridad, mediante la detección de riesgos, puertas abiertas y fugas de gas, por ejemplo.

“Me complace que un sistema robótico pudiera facilitar mis actividades diarias”, ha declarado Wanda Mascitelli, que participaba del proyecta con mucho entusiasmo. “Viviendo sola, me siento más segura y más relajada en casa. “Este veredicto no es sorprendente; incluso los más escépticos de nosotros puede admitir que los avances en la robótica contribuyen a la potenciación de una sociedad que envejece.

Estamos en el comienzo de la aventura de la robótica. Para algunos, el desarrollo de normas indicará la dirección en la que se debe ir. Pero es para nosotros, para los que creemos en el potencial de la robótica, decidir qué papel queremos que desempeñen los robots en nuestras vidas.

Comentarios