alquileres

Durante el verano miles de personas alquilan casas en un lugar donde perderse durante sus vacaciones. Lo que muchos de ellos desconocen es que realmente no han alquilado un piso, sino que han sido víctimas de una estafa. Alquileres con pies de barro.

Los alquileres a través de internet tienen el peligro de que te pongas en contacto con un estafador. Estos convencen a mucha gente de que les den dinero de antemano y fuera de la web de contacto. Cuando finalmente tienen que darle a los que han pagado la llave del piso, no están. El estafado entonces se encuentra en otra ciudad, sin nadie a quien ver y con la única posibilidad de volver.

Frente a este problema, la plataforma de alquiler de pisos turísticos Airbnbn ofrece consejos para estos casos, y remarcan que lo más importante es no pagar nunca fuera de la plataforma que estés utilizando y, desde luego en caso de hacerlo, no por adelantado. Si alguien te lo pide, todas las páginas como esta permiten avisar a los responsables de la misma en caso de que alguien te ofrezca esta posibilidad para que investiguen si ese usuario es un estafador.

LAS ESTRATEGIAS PARA ESTAFAR EN LOS ALQUILERES

Según Airbnb hay diferentes formas en las que un cliente puede ser estafado a través de internet.

  1. El pago por adelantado o a través de terceros: El estafador básicamente consigue que la víctima utilice un servicio que no sea el oficial para que realice a través del mismo un pago por adelantado. El estafador normalmente ofrece un precio inferior al usar esta opción al no pagar la mediación de la página. Esta estafa es la más simple y común.
  2. Pishing: Consiste en que una vez se está llegando a un acuerdo respecto al piso, el estafador envía un correo al usuario con la apariencia de la empresa en el que pide sus datos como contraseña de la página, cuenta bancaria… y una vez los consigue roba grandes cantidades de dinero o introduce un virus en el ordenador para hacerse con aún más información confidencial.
  3. Reembolso: No solo son estafados los que alquilan, también los arrendatarios son objeto de timos. El más común es este y consiste en hacer un desembolso superior (falso) para pedir después un reembolso en efectivo.
El té bancha se postula como una de las bebidas más beneficiosas

Aumenta un 7% la intención de compra y disminuye un punto el alquiler, según Casaktua

La recuperación económica, unida a la alta demanda de vivienda, más solvente y con mayor flexibilidad hipotecaria, pronostica un 2018 prometedor para el...

LOS CONSEJOS DE LA POLICÍA NACIONAL

Frente a esto, la Policía Nacional da una serie de consejos para evitar la estafa en los alquileres vacacionales. Por un lado hay que “revisar meticulosamente los datos del arrendador, las características del inmueble, y tratar de verificar que la persona que publica la oferta es el dueño.” Además se debe “hacer una búsqueda de las imágenes insertadas en el anuncio en un buscador de Internet, para ver si están en otros anuncios o han sido sacadas de la web”.

Desde este cuerpo de seguridad también recomiendan “contactar con la persona que alquila el piso, evitando que este contacto sea por correo o WhatsApp simplemente.” También hay que tener cuidado con ofrecer a los anunciantes documentos de identidad escaneados, ya que pueden usarlos para usurpar la identidad del cliente para futuras estafas.

Por ultimo la policía recomienda no salirse nunca de las páginas web especializadas ya que estas usan filtros y medios de pago seguros. Alquileres sin sorpresas.