¿Hay que olvidarse del pintalabios? La llegada de la denominada “nueva normalidad” ha originado impensadas circunstancias que en ningún momento estaban presupuestadas en tu vida. Entre estas novedades se encuentra la utilización de la mascarilla y el deseo inquebrantable de maquillarte.

Las mujeres por naturaleza les encantan tener una vasta variedad de labiales, los cuales serán esenciales al salir a la calle. Desafortunadamente, la utilización de los cubrebocas ha conducido a que tus pintalabios queden rezagados en la casa.

Una de las soluciones prácticas y rápidas que existen en este contexto de pandemia seria: “simplemente no te pongas, nadie te va a ver los labios”. No obstante, el diminuto detalle de tenerlo puesto puede hacerte sentir más segura o con confianza; o en su defecto, a la hora de quitarse la mascarilla sueles buscar con necesidad que tus labios estén completamente hermosos de pintura.

Según lo expuesto en uno de los artículos de la famosa revista Vogue, una investigación llevada a cabo por Search Intelligence Marketing Captify, vislumbra que la comercialización de maquillaje ha caído considerablemente a un 8% desde el inicio del covid-19, en tanto que los cosméticos que enaltecen la mirada incrementaron en grandes porcentajes de ventas.

En Merca2 vamos a señalarte una serie de trucos que te permitirán seguir usando tus apreciados pintalabios, conllevando a que este producto sea perfectamente compatible con la utilización de la mascarilla.  

Que sean de mucha duración los pintalabios

Deliplus Mercaonda verano

La principal diferenciación entre los labiales de larga duración y los mate, es que estos últimos no tienen la certeza o seguridad que duren muchísimo tiempo. En líneas generales, su fórmula tiende a ser más compleja en vez que sea transferida, aunque no garantizara la permanencia en los labios por largo periodo.

La actuación de los labiales de larga duración tiene ese cometido, poseen la capacidad de modificar el acabado y la textura, pero también cuentan con una fórmula que en vez de sellar el labio, se mezclara junto a este. Por su parte, los pigmentos estarán añadidos a la piel, una condición que hará más difícil la transferencia del producto, esto sin generar la incómoda capa asociada a los mate.