Virgin Telco
José Miguel García, CEO de Euskaltel

La competencia en el sector telco español está muy apretada. Por eso, Euskaltel no ha dudado en pisar el acelerador esta extraña primavera para llevar a cabo diversas acciones de marketing que han impulsado el reconocimiento de marca de Virgin Telco, su nueva firma para competir más allá del norte.

En concreto, según fuentes del sector a las que ha tenido acceso MERCA2, los costes de marketing asociados al lanzamiento de Virgin Telco se situarían sobre los 4 millones de euros. Esta situación ha tenido impacto directo en los costes operativos de la compañía que, debido a esta situación, se han incrementado con respecto a los primeros seis meses del pasado ejercicio.

En cuanto a las campañas concretas, según especifica Euskaltel en su informe financiero intermedio remitido al supervisor de los mercados, “durante el primer semestre se ha continuado trabajando para poner en marcha el lanzamiento de la marca Virgin Telco, habiendo estado focalizados en el conocimiento de la misma y el lanzamiento de la comercialización en los meses de mayo y junio”.

Explican que la estrategia de comunicación y lanzamiento de la marca se ha divido en cuatro fases: presentación oficial a medios a través de rueda de prensa virtual, siguiendo las medidas preventivas del covid-19 el 20 de mayo; campaña “Hola” en medio off y online, con el objetivo de dar a conocer la llegada de la marca a España; campaña “Reason Why” en medio off y online explicando la razón de la llegada de marca y su propuesta de valor, el poder trasladar al cliente de nuevo el poder de elegir lo que quiere y lo que no; y campaña “Se te apareció la Virgin”, que incluye la comunicación de oferta.  

LA APUESTA VIRGIN TELCO

Estas acciones que ha llevado a cabo el Grupo Euskaltel sabe que son necesarias. El actual momento que atraviesa el sector de las telecomunicaciones está marcado por un comperencia superlativa. Tanta, que la mayoría de operadores ha tenido que recurrir al ‘low cost’ para mantener un volumen de captación de usuarios óptimo.

Cabe recordar que ahora mismo, a nivel nacional, hay hasta seis grandes competidores: Telefónica, Orange, Vodafone, MásMóvil, Euskaltel y Digi. Este último incrementando su ritmo de despliegue de fibra óptica propia para no depender de los accesos mayoristas a la red de Movistar.

En este contexto, pese a que el CEO de Euskaltel, José Miguel García, puntualizó públicamente que ellos están acostumbrados a competidor con diverso ‘players’, la realidad es que para posicionar la marca de Virgin Telco tendrán que hacer un importante esfuerzo de relacionados públicas. La captación de clientes les va en ello. Sobre todo porque Vodafone también ha aumentado la presión comercial, sobre todo a través de su forma de “medio coste” Lowi.

Y en general, todos los operadores meten cada vez más presión al mercado. Y buena prueba de ellos es que los márgenes operativos en los resultados semestrales muestran una caída continua en los ingresos. Algo no sostenible, y que llevará a una consolidación del mercado. Aspecto éste, por otra parte, que ninguna compañía quiere asumir como una realidad.