La firma de alquiler de vehículos Europcar Mobility Group contabilizó unas pérdidas netas semestrales de 286 millones de euros, lo que supone multiplicar por más de cuatro los ‘números rojos’ registrados en el mismo período del año previo, según informó la empresa.

Europcar afirmó que la pandemia del coronavirus “impactó fuertemente” sobre el mercado de viajes y ocio durante el primer semestre del año y confirmó que seguirá repercutiendo sobre los ingresos de la empresa “en los próximos meses”.

En este entorno, la firma destacó que cuenta con una estructura de capital que “pesa” en su capacidad de recuperación, por lo que resaltó que está evaluando alternativas a corto y largo plazo para contar con recursos financieros suficientes para adaptar al grupo al nuevo entorno.

“La compañía se mantiene completamente enfocada en una estricta gestión de costes y de efectivo. En este contexto actual, emprendemos contactos, sin certidumbres, sobre las diferentes opciones asociadas”, aseguró la empresa.

Entre enero y junio, la multinacional ingresó 815 millones de euros, lo que se traduce en una disminución del 37,6% en comparación con los 1.306 millones de euros que facturó en dicho período del año previo.

La firma gestionó 26,7 millones de días de alquiler de vehículos, un 33,8% de retroceso en la comparativa interanual, mientras que su flota media de vehículos bajó un 8,7% en el período, hasta 266.700 vehículos.

En el segundo trimestre del ejercicio, Europcar se anotó unas pérdidas netas de 181 millones de euros, lo que representa 90 veces más que los 2 millones de euros que perdió en dicho período del año previo. La cifra de negocio cayó un 65,8%, hasta 258 millones de euros.

Ante estos resultados, la consejera delegada de la empresa, Caroline Parot, apuntó que, al igual que todos los actores del negocio de viajes y ocio, Europcar se vio “impactada de forma severa” por las consecuencias de la pandemia.

La compañía ha puesto en marcha un nuevo plan estratégico a corto plazo, denominado ‘Reboot & Connect’, que contempla un recorte de costes de 890 millones para este año, por encima de los 850 millones previstos inicialmente. Entre las medidas que se adoptarán también se encuentran la contención de inversiones, la cancelación del reparto de dividendo y la reducción voluntaria de la compensación de su equipo directivo.

Comentarios de Facebook