Eurona

Eurona cerró 2018 con unas pérdidas atribuidas a la sociedad dominante de 99,4 millones de euros, un 252% más que en 2017, cuando las pérdidas se cifraron en 28,3 millones de euros. La compañía atribuye la caída al proceso de reestructuración aplicado para garantizar la viabilidad de sus distintos negocios.

Según las cuentas publicadas en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), los ingresos de la empresa española de telecomunicaciones el pasado ejercicio se situaron en los 37,4 millones de euros, lo que representa un descenso del 68,5% en comparación con los 118,8 millones de euros que facturó el año anterior.

La reorganización societaria era necesaria para la obtención de nueva financiación

Eurona explica que la reorganización societaria causó deterioros en la valoración de los distintos activos y filiales del grupo y ha tenido un impacto de 70 millones de euros, principalmente por las operaciones de dicha reorganización (42 millones de euros), el deterioro de activos materiales e inmateriales (11 millones de euros) y el deterioro de la valoración de la filial Eurona Telecom Services (17 millones de euros), adquirida en el 2016 y dedicada la actividad de mayorista.

No obstante, el grupo, que subraya que esas operaciones de reorganización eran “necesarias para la obtención de nueva financiación y de carácter extraordinario”, también señala que obtuvo un beneficio extraordinario de 19 millones euros por la venta de la licencia 5G a MásMóvil, de forma que del total de 99 millones euros de resultado negativo del grupo, 50 millones de euros corresponden a deterioros y plusvalías de extraordinarias.

Asimismo, la compañía también añade que en el pasado ejercicio afrontó provisiones por morosidad de clientes por importe de 11 millones euros, principalmente debido a la morosidad extraordinaria de su actividad de mayorista (siete millones de euros).

Una vez completada la reestructuración, Eurona prevé restablecer el equilibrio patrimonial de las sociedades del grupo

Los otros 37 millones del resultado negativo de 2018 se desglosan en unos costes financieros por importe de 13 millones euros, más elevados que en ejercicios anteriores por los mayores niveles de deuda y coste financiero; unos gastos extraordinarios no recurrentes por importe de siete millones de euros estrechamente vinculados al intenso proceso de transformación de 2018; y unas pérdidas de 17 millones de euros correspondientes a sus actividades recurrentes del negocio.

A este respecto, subraya que las pérdidas relacionadas con el negocio recurrente reflejan que “la situación del negocio ha mejorado ligeramente en comparación al año pasado”. De hecho, Eurona espera continuar con su actividad “de forma competitiva y sostenible en el futuro”, y una vez ya completada la reestructuración, prevé implementar las medidas necesarias para restablecer el equilibrio patrimonial de las sociedades del grupo.

“El grupo Eurona es una empresa saneada y refinanciada y espera cumplir con sus
previsiones para el próximo ejercicio, asumiendo la dinámica de crecimiento de su Plan de Negocio”, inciden desde la compañía.

REDUCCIÓN DE CAPITAL

Por otro lado, la compañía ha convocado además una junta para el próximo 19 de junio en la que propone una reducción del capital social en 41.752.182,78 euros por disminución del valor nominal de las acciones de la sociedad en el importe de 0,99 euros por cada título.

Huawei podría tener su 'propio Android' como sistema operativo

No se trata de Huawei; es la geopolítica, estúpido

Casi han pasado 30 años desde que en 1992 el equipo de campaña de Bill Clinton tuviera como arma arrojadiza contra Bush ‘padre’ aquel...

Asimismo, se solicita autorización para que el consejo de administración pueda realizar ampliaciones de capital hasta la mitad del capital social en la fecha de celebración de la junta general, pudiendo ejecutarse este aumento en una o varias veces.

Las acciones de Eurona vuelven a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) tras ser suspendidas el pasado 29 de abril después de que la compañía anunciara que retrasaba la publicación de sus cuentas de 2018.