El mercado laboral ha sufrido varios baches en los últimos años. Por ello, no es de extrañar que se haya convertido en un mercado donde abunda la competitividad. Las personas salimos cada vez más preparadas a nivel de estudios pero, cuando llegamos a la entrevista de trabajo, seguimos sin saber sortear las preguntas trampa.

Al estar tan saturado el número de demandantes, los equipos de selección de personal se ven obligados a pulir sus métodos con el fin de quedarse tan solo con aquellos candidatos que de verdad encajen al 100% con el puesto ofertado.

Si no quieres ser uno de esos que se va a caer en el primer asalto, debes ir preparado para saber responder las preguntas trampa que seguro te van a preguntar cuando llegue el momento de enfrentarte a la entrevista de trabajo. ¡Descubre algunas de ellas y prepárate!

¿El sueldo apropiado para este puesto?

sueldo

Es una de las preguntas trampa más común en una entrevista. ¿Cuánto crees que deberías cobrar? No es tan fácil de responder como lo puede parecer.

Responder una cantidad demasiado alta puede ser un error, pero también puede serlo el optar por ser humildes y conformarnos con una demasiado baja.

Intenta salir airoso de la situación preguntando tú mismo cuáles son las cantidades que baraja la empresa para poder negociar si te interesa o no. Es bueno, además, haber investigado anteriormente cuánto se cobra en la empresa para llevar un poco decidido tu sueldo base.