Seguros España

La contratación de pólizas de viaje en España aumentará hasta un 32% en España, según se dirime de un estudio del especialista en seguros InterMundial. No obstante, el nivel se mantiene muy por debajo de la tendencia en Europa, donde países como Reino Unido están en un 75%. El escaso aumento para trayectos a destinos británicos refleja que en España no hay un temor al Brexit en este aspecto.

Si bien las contrataciones de seguros para viajes con destino a Reino Unido ya comienzan a reflejar un ligero aumento por el ‘efecto Brexit‘, se prevé que, en caso de una salida del país de la Unión Europea, el repunte sea mucho más notable.

“Si la Tarjeta Sanitaria Europea deja de funcionar con el Brexit, el coste íntegro de cualquier atención médica deberá ser asumido por el viajero, con lo que viajar con un seguro será más necesario, si cabe”, explican desde la aseguradora. Cabe recordar que la factura de una simple consulta médica puede alcanzar los 700 euros en este país y un día de ingreso hospitalario alrededor de 4.000 euros.

Al igual que en 2018, los viajes a Estados Unidos siguen siendo, con diferencia, los que más aseguran los españoles. El elevado coste de la asistencia sanitaria es uno de los principales motivos que llevan a considerar imprescindible un seguro de viaje antes de embarcarse hacia Norteamérica.

Japón e Italia ocupan la segunda y tercera posición, respectivamente, seguidos de Marruecos. A todos ellos hay que añadir también aquellos países a los que es obligatorio viajar con seguro como Cuba, Rusia, Irán y Argelia.

Si bien destinos como Japón, Marruecos y Canadá son los tres países para los que más se incrementará en este verano la contratación de un seguro de viaje frente a 2018, también se dará ese aumento para Francia, México, EEUU, Inglaterra y Tailandia. Se trata de crecimientos muy significativos, como el 163% de Japón o el 100% en el caso de Canadá.

Estados Unidos es el país donde más incidencias médicas se registran, con un 15% del total de asistencias globales. También resulta ser el país con mayores costes sanitarios, seguido de Japón y Nepal respectivamente, territorios en los que la atención médica puede alcanzar importantes desembolsos

INCIDENCIAS MÁS FRECUENTES Y REEMBOLSO MEDIO DE 1.000 EUROS

Según datos de InterMundial, seis de cada diez incidencias son debido a cancelaciones, la mayor preocupación de los viajeros se centra en la asistencia médica, debido al coste de la misma fuera de la Unión Europea.

En base a datos estadísticos recogidos por la aseguradora, nueve de cada cien personas que contratan un seguro recurrirán a la cancelación o precisarán asistencias, y de estas, alrededor del 20% serán de carácter médico.

Para más del 41% de los viajeros, el principal motivo para contratar un seguro de viaje sigue siendo la posibilidad de recuperar el dinero de la reserva si cancelan el viaje antes de su inicio. Actualmente, existe un gran número de causas por las que el viajero puede anular y no perder el importe de lo contratado: desde problemas de salud a un nuevo puesto de trabajo, pasando por la convocatoria a exámenes de oposiciones.

En cuanto al reembolso medio que realiza InterMundial al comprador de seguros de viajes –incluyendo gastos de cancelación–, la cifra se sitúa ligeramente por debajo de 1.000 euros. Aunque los gastos de asistencias que ha de afrontar la aseguradora difieren mucho según el país donde se produzca la incidencia del viajero, la cuantía media es de unos 1.300 euros.

POCA ANTICIPACIÓN Y PERFIL DEL CONTRATANTE

El margen de anticipación más habitual con el que se contratan los seguros de viaje es de 11 a 15 días, por lo que la anticipación se impone a las contrataciones de último momento, incluso unas horas antes de iniciar el viaje, que solo representan el 2%. Muy significativo es también el número de seguros de viaje que se adquieren con una antelación de entre 16 y 30 días. En lo que llevamos, un 16% de los seguros de viaje contratados se ha realizado con una anticipación superior a los seis meses.

Otra de las particularidades del verano es que se disponen de más días de descanso, por lo que los viajes que se realizan tienen una mayor duración que las escapadas, más habituales el resto del año. Así, un 25% de los turistas españoles que contrató un seguro durante el verano de 2018 lo hizo para viajes de 7 y 8 días de duración; el 22% lo hizo para estancias de 14 ó 15 días; y el 21% lo hizo para viajar entre 16 y 20 jornadas.

MENOS DEL 3% DEL COSTE DEL VIAJE

Pese a que casi un 20% de los españoles que deciden viajar sin seguro argumentan no contratarlo porque les resulta caro, el análisis de InterMundial sobre el gasto medio de un viaje de 8 días en distintos destinos refleja que el seguro supone menos del 3% del coste total del viaje. En concreto: 2,4% para un viaje a Nueva York, 2,7% a Lisboa, 2,4% a París o 2,8% del total de un viaje a Cancún.