España lideró, solo superada por Lituania (-55,8%), con un volumen de solo 3.475 unidades, y Reino Unido (-45,4%), las caídas de matriculaciones de camiones y autobuses en el conjunto del mercado europeo durante la primera mitad del año, al contabilizar unas entregas de 72.038 unidades y un retroceso del 44,8%, según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

En Europa se matricularon 910.249 vehículos industriales y autobuses en los seis primeros meses de 2020, lo que supone una bajada del 35,3%, mientras que en junio el volumen fue de 203.959 unidades, un 23,1% menos.

De esta forma, la caída de matriculaciones experimentada en España en lo que va de ejercicio superó la de otros grandes mercados europeos como Italia, donde bajaron un 35,4% en el período, Francia, con un descenso del 32%, y Alemania, con una reducción del 28,6%.

Por segmentos, las entregas de vehículos industriales de hasta 3,5 toneladas cayeron un 33,8% semestral en el conjunto de Europa, hasta 758.166 unidades, y un 13,6% en junio, con un volumen total de 177.807 unidades.

En cuanto a las matriculaciones de camiones de más de 3,5 toneladas, el semestre se cerró con un volumen de 136.561 unidades, un 42,4% menos, y de 23.132 unidades en el sexto mes del año, un 57% menos. El mercado de camiones pesados bajó un 44,7% semestral, con 107.582 unidades, y un 58,2% en junio, con 18.136 unidades.

En el conjunto de Europa se vendieron 15.522 autobuses y autocares entre enero y junio de este año, lo que representa una disminución del 35%, mientras que en el cómputo mensual el retroceso fue del 45,1%, hasta 3.020 unidades.