La sostenibilidad de los edificios rebaja su precio. España prevé llevar a cabo un plan de rehabilitación energética en el sector de la edificación, con el que pretende restaurar más de 1,2 millones de viviendas en la próxima década. Desde ROCKWOOL Peninsular han desmentido algunos mitos que se tiene sobre la eficiencia energética como, la imposibilidad de restablecer una única vivienda, el sobreprecio de los materiales de aislamiento o que el ahorro energético no supone un beneficio económico.

Para lograr los objetivos de este proyecto, se ha estimado que las inversiones necesarias superen los 200.000 millones de euros, de los cuales aproximadamente 80.000 serán en ahorro y eficacia energética.

ROCKWOOL, el fabricante en aislamiento a base de lana de roca, ha desvelado la realidad sobre las creencias acerca de la eficiencia energética en la edificación. En primer lugar, la empresa ha afirmado que la reducción del consumo eléctrico es posible tanto en edificaciones nuevas como en antiguas.

En nuestro país, más de la mitad del parque residencial data de antes del 1980. Según la compañía, la rehabilitación ofrecería un ahorro potencial de hasta un 80% en la demanda energética.

En esta misma línea, la empresa también ha aclarado que el restablecimiento de un único apartamento para que sea eficiente energéticamente es posible. De esta manera, han dado carpetazo a la idea de que este rendimiento solo puede conseguirse con la reforma total de la finca.

Respecto al coste del equipamiento sostenible, ROCKWOOL ha asegurado que la inversión inicial es mínima y que al largo plazo supone una reducción del precio de la factura de la luz. En concreto, Miguel Ángel Gallardo, director de negocio del grupo, ha garantizado que la instalación de los aislantes disminuye en un 90% el recibo eléctrico, que según los datos de IDAE (Instituto para la Diversificación del Ahorro Energético) su coste se encuentra cerca de los 2.000 euros por domicilio.

PLAN RENOVE EN LAS VIVIENDAS MADRILEÑAS

Recientemente, el Ayuntamiento de Madrid, a través del Área Delegada de Vivienda, ha empezado a tramitar las ayudas de rehabilitación del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Para este proyecto se han destinado 41 millones de euros y se beneficiarán más de 1.400 viviendas.

Esta iniciativa va dirigida principalmente a diez zonas concretas: Ambroz (en el distrito de Vicálvaro); Colonia de Vallecas (Puente de Vallecas); Gran San Blas y Simancas (San Blas-Canillejas); Colonia Loyola y Virgen de la Inmaculada (Carabanchel); el Poblado Dirigido (Fuencarral-El Pardo): Poblado Dirigido de Orcasitas y Meseta de Orcasitas (Usera); la segunda fase del barrio del Aeropuerto (Barajas) y la segunda fase de Colonia Experimental (Villaverde).

Con el plan se pretende mejorar, entre otras, las condiciones estructurales y funcionales de los edificios, la habitabilidad de las viviendas o la introducción de medidas dirigidas al ahorro y la eficiencia energética.

Para el concejal presidente de la Junta del distrito de Carabanchel, Álvaro González, este programa es uno de los “más importante en materia de rehabilitación que se va a llevar a cabo esta legislatura en la ciudad de Madrid”.

Según González, uno los principales objetivos del Gobierno de José Luis Martínez-Almeida, alcalde de la Comunidad de Madrid, es “invertir en rehabilitación y regeneración urbana, para lo que el Área Delegada de Vivienda ha presupuestado más de 63 millones de euros para 2020, una subida del 60 % respecto a 2019″.

Comentarios de Facebook