gas industrial
Imagen Alfarben

La Asociación Nacional de Fabricantes de fritas, esmaltes y colores cerámicos (Anffecc) ha alertado del fuerte impacto de los precios del gas en la competitividad de un sector clave para el desarrollo de la industria azulejera y cerámica, de gran peso en la economía española. Por su efecto en ambos sectores de actividad, -tanto para el principal proveedor de la industria cerámica (Anffecc), como para la propia industria cerámica- la asociación ha planteado “la necesidad” de revisar los precios del gas, ya que es “imprescindible para mantener la competitividad de la industria española”.

En un comunicado, Anffecc, cuyas empresas facturan más de 1.400 millones de euros y que se ha unido a la iniciativa de GasINDUSTRIAL y otras asociaciones industriales para reivindicar unos precios del gas “más competitivos”, señala que “cualquier incremento de costes pesa en la cuenta de resultados”.

La industria es la base del sistema gasista español, supone el 62% del consumo nacional total de gas

En este sentido, el presidente de la asociación, Joaquín Font de Mora, ha recordado que las empresas del sector acumulan años “absorbiendo” los efectos de la crisis económica y reduciendo, cada vez más, sus márgenes de producción, por lo que la subida de los costes energéticos “no resulta asumible en una situación que ya de por sí es de escasa rentabilidad en muchos productos, y se ve agravada por la inestabilidad económica internacional”.

De esta manera, Anffecc pide una política energética que apueste “por el desarrollo industrial y la competitividad de las empresas” del sector, ya que el gas supone “más del 40% de los costes energéticos” de la industria.

La incidencia del gas natural en el proceso productivo del sector cerámico es determinante puesto que se trata de un segmento intensivo desde el punto de vista del consumo energético, de hecho Castellón se encuentra entre las primeras provincias en consumo de gas natural, por ser el área geográfica donde el sector azulejero español está altamente concentrado. En este contexto, el coste energético resulta un factor estratégico en la industria, teniendo en cuenta que en este sector ha llegado a representar cifras superiores al coste laboral.

Además, la demanda energética de la industria azulejera, principal cliente de las empresas de fritas, esmaltes y colores cerámicos, no tiene alternativa al gas en el corto plazo, porque no hay sustitutos. La Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER) también ha criticado en más de una ocasión que el 44% de la factura se corresponda al gas, y el 56% a peajes, subrayando el daño que este sobrecoste tiene sobre la capacidad competitiva de la industria.

UN GAS INDUSTRIAL COMPETITIVO

La industria es la base del sistema gasista español, supone el 62% del consumo nacional total de gas, con una factura de 4.700 millones de euros anuales, según datos de GasINDUSTRIAL, que representa a los grandes consumidores industriales de gas.

La competitividad del gas español ha ido empeorado progresivamente para los consumidores industriales, que actualmente soportan precios entre un 20% y un 25% superiores que sus competidores europeos. En costes regulados, los peajes están en España un 45% por encima de los de la media europea: los industriales españoles pagan el doble que los franceses, el triple que los británicos y, en algunos casos, hasta seis veces lo que los alemanes.

Sectores como el papelero, siderúrgico, cerámico, cogeneración, químico, vidrio, refino y otros cuyas actividades productivas son intensivas en gas, ven lastrada su competitividad por este sangrante diferencial en los peajes que incide directamente en la rentabilidad y reclaman la resolución del problema ahora que se está diseñando el nuevo marco normativo.

El gas: amante infiel de la transición energética

La transición energética se ha convertido en prioridad para todos los gobiernos. Como eje vertebrador, las energías renovables; pero hasta que se...

Con GasINDUSTRIAL se alían: ACOGEN, industrias cogeneradoras; ANFEVI, vidrio; ANFFECC, productores españoles de fritas, esmaltes y colores cerámicos; ASPAPEL, fabricantes de pasta, papel y cartón; AOP, operadores de productos petrolíferos; ASCER, cerámicas; CONSEJO INTERTEXTIL ESPAÑOL, textil; CONFEVICEX, vidrio y cerámica; FEIQUE, químicas; y UNESID, siderurgia. Las asociaciones trabajan conjuntamente para colaborar con la CNMC haciendo visible la importancia del coste del gas en la competitividad de sus actividades.

Para estas industrias, el gas llega a suponer el 60% de su coste energético de producción, por lo que determina su competitividad, más al tratarse de sectores fundamentalmente exportadores. Los peajes del gas condicionan su coste final y, siendo un coste estratégico, suponen realmente un freno al desarrollo industrial del país. Esta desventaja competitiva para cientos de industriales españoles es un quebranto real y un freno para la actividad económica del país en su conjunto.