ERTE

Gobierno, sindicatos y empresarios se reunían, otra vez, este miércoles para intentar llegar a un acuerdo con los ERTE. Pero de nuevo, no ha habido suerte. Los ERTE asociados a la crisis del covid-19 están aprobados hasta el 30 de junio, por ello, urge saber si finalmente se van a alargar hasta septiembre.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, está convencida de que se llegará a un acuerdo con los agentes sociales para prorrogarlos antes de que acabe el mes, sin embargo, los partidos de la oposición, el Banco de España, los autónomos y varias asociaciones piden incluso extenderlos hasta diciembre.

La demanda viene de lejos, pues, desde el inicio de la pandemia, los expertos vaticinaban que las consecuencias económicas del coronavirus serían tales, que muchos sectores no podrían volver a recuperar la normalidad y en consecuencia, los empresarios necesitan este alivio para poder sobrevivir y no tener que cerrar sus negocio. Entre tanto, más de dos millones de trabajadores que siguen en ERTE no saben si tienen volver al trabajo el próximo miércoles 1 de julio, si lo harán en octubre, o no volverán a trabajar hasta el año que viene.

DESAZÓN

Los ERTE han sido una medida de alivio durante la actual crisis económica, donde 3,5 millones de personas han podido conservar su trabajo y parte de su salario, pero no han parado de causar problemas. Hubo quejas desde el principio, la saturación de las solicitudes hizo colapsar al SEPE y a mitad de mayo, 900.000 trabajadores seguían sin cobrar la prestación del Estado. Esto suponía para muchas familias sobrevivir sin ingresos casi 90 días.

La página web daba error a la hora consultar si la prestación estaba tramitada, y tampoco se podían resolver dudas por teléfono porque comunicaba. Más adelante se conoció que los bancos iban a empezar a reclamar a algunos clientes el dinero ya ingresado por errores en la información que les facilitó el SEPE. Es decir, toca pagar.

Sin embargo, la verdadera desazón de los afectados por este Expediente de Regulación es qué va a pasar el año que viene. Los expertos avisan, recibir una ayuda pública es un ingreso más y a efectos fiscales cuenta como haber tenido dos pagadores. Y como suele ocurrir en estos casos, cuando aparece un nuevo jugador las reglas cambias.

Cuando un trabajador ingresa dinero de dos pagadores el límite para no tener que hacer la Declaración de la Renta cambia, así si ha recibido 14.000 euros del primero y 1.500 euros del segundo, se está obligado a rendir cuentas a Hacienda y por normal general, toca pagar.

HACIENDA NO LEVANTARÁ LA MANO

El principal problema está en que el SEPE no está practicando retenciones, es decir, la gente que está cobrando la prestación por desempleo está recibiendo dinero de más y después le tocará devolverlo, explica Nuria Diez, abogada especializada en materia tributaria en Legálitas a MERCA2.

Cuando se cobra esta prestación por desempleo no se retiene IRPF porque la cantidad suele ser pequeña y no alcanza el mínimo previsto para su aplicación. La solución pasaría por que cada afectado notificara al SEPE que quiere que le aumenten la retención. Sobre todo, para aquellos que prevean que su ERTE se va a alargar.

Aunque el mejor escenario posible sería que Hacienda decidiera que el año que viene no se va a tener en cuenta como segundo pagador al SEPE. Sin embargo, la abogada cree que Hacienda no va a levantar la mano con este asunto y va a estar encima.

“Es una renta del trabajo, tiene que estar sujeta a tributación y es poco probable que lo eliminen. Desde un punto de vista jurídico, no tendría sentido”, añade. Otra cosa es que fuera a petición del Gobierno como medida de apoyo económico a los españoles. Esto ha ocurrido ya en la Agencia Tributaria, donde también se habló de ampliar los plazos del IVA, y lo han hecho y ahora se habla de ampliar el plazo de la Declaración de la Renta.

Otra medida de alivio, sería, que como a la mayoría de la gente le saldrá a pagar porque superarán los 1.500 euros del segundo pagador, se aprobase un fraccionamiento específico para la gente en ERTE. Actualmente, a los que le sale a pagar pueden hacerlo en dos veces, un 60% en junio y el 40% restante en noviembre.

El tema fiscal será un asunto a abordar más adelante, ahora urge saber hasta cuando se alargarán los ERTE. El Gobierno ha anunciado que habrá más contactos a lo largo de las próximas horas para intentar alcanzar un acuerdo.

Comentarios de Facebook