eroski

La Unión Europea fijó 2020 como fecha en la que prohibirá el uso del bisfenol A (BPA) en el papel térmico, sustancia que se encuentra en los tickets de la compra. De ahí que los supermercados hayan comenzado una nueva guerra (parecida a la del plástico) para eliminar esta sustancia o buscar simplemente alternativas al recibo de compra tradicional. Eroski ha tomado la delantera con la implantación de un sistema electrónico.

La cooperativa vasca ofrece la posibilidad de consultar y descargar los tickets de compra de manera digital instantáneamente tras realizar el pago, como alternativa al tradicional. De momento, los más de 3,5 millones de socios del programa de fidelización Eroski club pueden así optar por dejar de recibir tickets de la compra en papel para hacerlo en formato electrónico. Se trata de una alternativa gratuita que se puede activar desde la aplicación e igualmente reversible desde la misma.

Dia galletas competencia con Mercadona

Los minoritarios de DIA consiguen el apoyo del 12% para rechazar la opa de Fridman

La Asociación de Accionistas Defensores de DIA (AADD) sigue recabando apoyos para poner en marcha un ‘plan B’ y conseguir tumbar la opa de...

La compañía emite más de 298 millones de tickets en papel al año. Solo en su fabricación se requiere aproximadamente la tala de más de 3.500 árboles, el consumo de agua equivalente a tres piscinas olímpicas y la energía que consumen 84 familias anualmente. “Si se consiguiera que la totalidad de los clientes se den de alta en la opción de tickets digital, ello evitaría la emisión de más de 239 toneladas de CO2 equivalente que se generan durante la producción de papel”, según la compañía.

ELIMINAR EL BISFENOL A

Estas decisiones suponen un nuevo paso en el compromiso de la cooperativa en favor de un consumo más sostenible. Su puesta en marcha permitirá reducir el papel emitido en la línea de cajas y, por tanto, reducir su impacto negativo en el medio ambiente.

Una apuesta por el consumo responsable que Eroski refuerza con el uso de papel libre de bisfenol A en la emisión de sus recibos de compra en papel. Esta sustancia es peligrosa para la salud ya que, entre otras cosas, provoca malformaciones en los fetos y contamina las partidas de papel reciclado.

En diciembre de 2016, la Comisión Europea decidió restringir el BPA en papel térmico en la UE. Esta prohibición entrará en vigor en 2020, dando a los fabricantes, importadores y usuarios de papel térmico el tiempo para eliminarlo y encontrar una alternativa.