eroski

Durante esta semana, Eroski ha estado negociando con la banca la refinanciación de la deuda que alcanza los 1.540 millones de euros (el 75% de su deuda total) y vencía en julio de 2019. Finalmente, la cooperativa ha anunciado el cierre del acuerdo hasta el 31 de julio de 2024, según un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Dicho acuerdo divide la deuda en dos tramos dimensionados de conformidad con el plan de negocio del grupo con un plazo de cinco años. Un tramo amortizable por importe aproximado de 1.000 millones de euros, con un tipo de interés de 2,5% sobre el Euribor. Y un tramo Bullet por importe aproximado de 540 millones de euros a un tipo de interés máximo de 0,5%.

Asimismo, recoge el mantenimiento de las actuales líneas operativas por importe aproximado de 372 millones de euros, que Eroski viene utilizando para su actividad ordinaria. El acuerdo incluye la reorganización societaria de las filiales mercantiles del grupo por áreas de negocio a fin de optimizar su resultado y recursos.

Fridman exige respuestas a DIA sin aclarar su oscuro pasado

Los principales actores calientan la Junta de Accionistas DIA convocada para el próximo 20 de marzo. Desde el pasado viernes, el Consejo de Administración...

El presidente de Eroski, Agustín Markaide, siempre afirmó que la cooperativa ha cumplido con sus compromisos con la banca. “Eroski ha cumplido con todos los compromisos del acuerdo anterior, vigente actualmente hasta el próximo 31 de julio, habiendo reducido la deuda con las entidades financieras en 731 millones de euros en los últimos cuatro años y en casi 1.800 millones desde el 2010”, apunta en el comunicado.

Durante la última presentación de resultados en mayo del pasado año, el presidente marcó como objetivo reducir 300 millones hasta 2024, sin vender más superficie, en el día en que la cooperativa presentaba el cierre del año con un resultado positivo de 33,2 millones de euros.

En el ejercicio 2017, Eroski redujo 167 millones de euros de deuda financiera. Sin embargo, las entidades bancarias han estado apretando a la compañía. Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell, asesorados por KPMG y PJT Partners, exigieron al grupo que cumpla la hoja de ruta firmada y acometa la venta de más activos.

Tanto es así que desde entonces, los rumores sobre la venta de Caprabo, el 50% de la gallega Vegalsa o de la marca de ropa deportiva Forum Sporte se convirtieron en una opción viable para que la compañía consiguiese liquidez. No obstante, la cooperativa siempre ha negado la venta de estas compañías, especialmente de Caprabo.

EROSKI CEDE TERRENO

Eroski sigue siendo el cuarto distribuidor en España con una cuota del 5,3% en 2018, pero no por mucho tiempo. Lidl le pisa los talones con un 4,8% (0,5 puntos más que el año anterior), según Kantar WorldPanel. La cooperativa vasca pierde 0,2 puntos arrastrada por la situación de Caprabo, filial a la que persiguen los rumores de venta.

Eroski también pierde en cuanto a volumen de compradores. El 34,3% de los usuarios compró uno de los establecimientos de la cooperativa, datos muy alejados del 66,5% de Lidl o del 91,2% de Mercadona, las dos únicas cadenas que crecen en España.