glovo

Se lleva tiempo hablando de la situación de los repartidores de Glovo y Deliveroo. Pero desde el atropello mortal a un “rider” en Barcelona, las protestas de los trabajadores autónomos se han incrementado. ¿Deberían tener un contrato mercantil o laboral? Una normativa clara sobre los derechos y obligaciones de los trabajadores que prestan sus servicios como repartidores para Glovo y Deliveroo eliminaría las dudas al respecto.

Desde la consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, se insta a que “se clarifique” la situación de las personas contratadas por Glovo y Deliveroo. Es urgente ofrecerles unas condiciones dignas y que no vuelvan a suceder accidentes como el ocurrido. El problema legal es complejo y hay muchos factores que influyen en él.

1Accidente del trabajador de Glovo

Glovo, Uber Eats: sus condiciones laborales fueron debatidas

El pasado mes de mayo un repartidor de 22 años moría un sábado por la noche atropellado en las calles de Barcelona. Llevaba comida a domicilio en su bicicleta y con su mochila de Glovo cargada a la espalda. Los repartidores califican este accidente de laboral al estar el joven trabajando y han organizado varias protestas al respecto para visibilizar el problema.

Sin embargo, desde la empresa dicen que se trata de un accidente de tráfico, ya que los partidores, al ser autónomos, no les corresponden las condiciones laborales habituales. Ellos son socios que trabajan por cuenta ajena. En estas condiciones, las empresas no tienen la obligación de formar a estos empleados en prevención de riesgos laborales ni de proporcionarles equipos de protección adecuados.

Atrás