Endesa

Los movimientos del sector energético español a nivel corporativo han arrancado fuerte en 2021. Después de un ejercicio donde hubo compras de activos, como fue el caso de EDP, este inicio de año el mercado residencial marca el ritmo. Primero ha sido Cepsa, que ha decidido salir del negocio minorista; y esta semana Endesa se ha levantado envuelta en rumores de compra.

En concreto, según explican desde El Confidencial, la compañía dirigida por José Bogas tendría un potencial interés en hacerse con los clientes de Aldro Energía. Casi 30.000 en gas, y cerca de 200.000 a cierre de 2020, aunque sobre este dato todavía no hay cifras oficiales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En todo caso, lo que demuestra este posible movimiento es que Endesa no quiere perder el ritmo en el negocio residencial. En los últimos trimestres, y ante una sensación de apertura del mercado, las pequeñas comercializadoras estaban arañando usuarios a las grandes compañías. Pero se trata de una falsa sensación. En primer lugar porque tan solo lo hace de verdad Repsol, y el movimiento de Cepsa da pistas sobre la dureza del mercado; y como segunda consecuencia, porque las principales energéticas tienen gran control sobre el mercado y saben cuándo y cómo acelerar el ritmo.

Así lo ha manifestado este lunes el consejero delegado de la compañía, José Bogas, en un encuentro de Nueva Economía Forum. Entre otros asuntos relativos a la actualidad energética, el CEO de Endesa ha dejado muy claro que el cliente se sitúa en el centro de toda su actividad. Algo obvio, pero que tras esos tímidos intentos de los nuevos comercializadores de ‘robar’ usuarios, han tenido que retomar acciones concretas de captación y retención.

ENDESA, PRIMERO RETIENE; LUEGO…

Antes de ejecutar posibles operaciones en el mercado, Endesa quiere cerrar su cartera de clientes. A principios del año pasado, justo antes del estallido de la pandemia, José Bogas aseguraba en la presentación de resultados que la pérdida de clientes en una gran compañía era algo lógico. Pero aunque solo fuera una leve reducción puntual de los últimos meses de 2019, tras años de crecimiento, la compañía se puso muy seria con este asunto.

El propio Bogas empezó a trasladar a los accionistas un mensaje muy rotundo: había que potenciar la experiencia de cliente; y los programas de fidelización y retención tendrían mayor presencia.

A tenor de cómo se está moviendo el mercado, parece que Endesa está siendo la única de las grades compañías que consigue mantener a salvo su cartera de clientes. Según los datos oficiales de la CNMC en el primer trimestre de 2020, Iberdrola perdió clientes, Naturgy cedió clientes, y tan solo Endesa logró mantenerse neutra en el mercado eléctrico libre residencial. Un situación muy parecida, donde todo aguantan el envite de los pequeños menos la antigua Gas Natural, que se deja usuarios.

LA ACTUALIDAD ELÉCTRICA

En cuanto al respado de la actualidad reciente, el directivo ha destacado que en estos días se ha producido un incremento en el precio del mercado mayorista de la electricidad debido a “una cierta escasez” de gas natural, acompañada de un aumento de la demanda por la ola de frío y un encarecimiento en los precios de CO2, aunque ha puesto en valor el buen comportamiento del sistema eléctrico ante el “‘tsunami’ Filomena” en España.

Así, el consejero delegado de Endesa ha alabado el paso dado por el Gobierno para poner en marcha este fondo ‘verde’ con el que “repartir” esos costes y que no recaigan solamente sobre el consumidor eléctrico.

No obstante, ha puntualizado que la electricidad representa el 25% del consumo de energías, mientras que el sector eléctrico asumirá algo más del 30% de ese fondo. “Pero aplaudo esta medida, no solo por buscar disminuir el precio de la electricidad, sino por la señal de precio que se da a futuro de descarbonizar la economía”, ha añadido al respecto.