Endesa ha dado un paso más en la innovación que aplica en la construcción de nueva capacidad renovable en España y ha empezado a utilizar la realidad virtual para la supervisión de estas instalaciones, debido a que el Covid-19 ha llevado a las empresas a buscar nuevas soluciones a las problemáticas de movilidad que se han generado como consecuencia de la expansión del virus.

Andalucía y Extremadura han sido las Comunidades Autónomas elegidas para dar inicio a este proyecto de realidad virtual que permite seguir de cerca la evolución de las construcciones que la filial renovable de Endesa, Enel Green Power España, está realizando.

Para ello, Endesa ha adquirido cinco smart-glasses para supervisar las plantas en construcción en la provincia de Sevilla (Las Corchas y Los Naranjos), Málaga (La Vega I y La Vega II), y Badajoz (Augusto).

Las plantas fotovoltaicas en las que Endesa ha puesto en marcha el uso de la realidad virtual están en fase avanzada de construcción y entrarán en funcionamiento en breve, por lo que las smart-glasses se van a convertir en un instrumento fundamental para la revisión de las instalaciones.

El uso de las smart-glasses permite la asistencia remota de los supervisores sin necesidad de trasladarse físicamente hasta la zona de interés, además, la tecnología utilizada incorpora una cámara de infrarrojos que realiza fotografías instantáneas de lo que se está viendo, toda una revolución para hacer un seguimiento detallado de las actividades de construcción y puesta en marcha en tiempo de Covid.

Endesa ha invertido 15.000 euros en esta iniciativa que quiere extender a futuros parques en construcción.