Ence

Ence obtuvo un beneficio neto atribuible de 17,3 millones de euros en el primer trimestre del año, un dato poco alentador, ya que representa una caída del 41,6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según informó la propia compañía.

El grupo papelero y de energías renovables indicó que los resultados de enero a marzo se vieron afectados por el efecto del tipo de cambio y el aumento de los inventarios de cara a la parada de la biofábrica de Navia, que será más larga de lo habitual para aumentar su capacidad de 80.000 toneladas.

El importe neto de la cifra de negocio del grupo alcanzó los 195,6 millones de euros a marzo, lo que supone un ligero descenso (-0,3%) frente al primer trimestre del año pasado.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía presidida por Ignacio Colmenares se redujo un 17,3% en el primer trimestre de 2019, hasta los 52 millones de euros.

El Ebitda del negocio de Energía Renovable aumentó un 49%, hasta los 13,1 millones de euros, por el mejor rendimiento operativo de las plantas de biomasa y la incorporación de la termosolar de Puertollano, adquirida a Iberdrola a finales del pasado mes de noviembre, mientras que el Ebitda del área de Celulosa cayó un 28%, hasta los 39 millones de euros.

DOS NUEVAS PLANTAS DE BIOMASA

En el negocio de Renovables, Ence continuó avanzando en la construcción de dos nuevas plantas de biomasa con una capacidad conjunta de 96 megavatios (MW), que comenzarán a operar a finales de año y que permitirán incrementar el Ebitda de este negocio en unos 30 millones anuales.

Mientras, en el área de Celulosa, llevó a cabo la mejora de eficiencia prevista en la biofábrica de Pontevedra, a la que seguirá la ampliación de 80.000 toneladas en la de Navia durante este segundo trimestre.

La generación de caja libre de Ence mejoró un 36%, hasta los 39 millones de euros, lo que ha permitido financiar parcialmente inversiones del plan estratégico que han alcanzado la cifra de 87 millones de euros.

Ignacio Colmenares, nuevo presidente de Ence

Ignacio Colmenares hasta ahora consejero delegado y vicepresidente, es el nuevo presidente de Ence Energía y Celulosa. Así lo ha decidido el consejo de administración,...

El ratio de deuda neta sobre Ebitda del grupo se sitúa en 1,4 veces a cierre del trimestre, con un apalancamiento de 0,8 veces en el negocio de Celulosa y de 3,5 veces en el negocio de Energía Renovable.

El grupo destacó que las perspectivas del mercado de la celulosa de fibra corta continúan siendo “muy favorables” debido al crecimiento continuado de la demanda y a la ausencia de grandes incrementos de capacidad durante los próximos años.

REITERA QUE CONGELA INVERSIONES EN PONTEVEDRA 

El grupo señaló que, ante la inseguridad jurídica generada por el cambio de criterio de la Dirección General de Costas en relación a la prórroga de la concesión de Ence-Pontevedra, ha decidido congelar todas las inversiones no comprometidas en esta planta e iniciar los trabajos de ingeniería necesarios para concentrar las inversiones en la biofábrica de Navia, manteniendo los objetivos del plan estratégico 2019-2023.

Asimismo, subrayó que su consejo de administración ratifica que no existe otro emplazamiento “viable ni económica ni técnicamente” en Galicia para reubicar la planta de Pontevedra en el caso de que esta desapareciese.