La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha puesto sobre la mesa la cifra global de facturas pendientes de cobro (FPC) de las comunidades autónomas con las compañías de un sector que, en España, engloba a 500 empresas fabricantes y distribuidoras.

Los datos del Observatorio de Deuda de Fenin relativos a los tres primeros meses de 2019, reflejan que la deuda de las comunidades autónomas con las empresas de tecnología sanitaria asciende a los 775 millones de euros, lo que, indican desde la entidad, supone una disminución de 16,03% respecto al cierre del ejercicio anterior (148 millones de euros menos).

En comparación con el mismo trimestre de 2018, las facturas pendientes de cobro han aumentado un 5% (37 millones de euros más). El 50,6% de las facturas que todavía están sin cobrar corresponden al ejercicio 2019 y el 49,4% restante, al año 2018 y ejercicios anteriores.

PLAZO MEDIO DE PAGO

En relación al periodo medio de pago durante los tres primeros meses de 2019, en comparación con el mismo periodo de 2018, los datos del Observatorio evidencian que se ha mantenido prácticamente igual (76 días frente a 75 días).

Synlab

Un test sobre predisposición genética a la celiaquía, lo último de Synlab

Es el último lanzamiento de Laboratorios Synlab, líder en servicios de diagnóstico médicos en Europa. Un estudio genético, llamado INTOLERANCE2, que permite conocer, en...

El informe presentado por la Federación señala que, en el periodo analizado, no hay ninguna región que supere los 180 días de plazo medio de pago. Así, entre los 120 y los 180 días se encuentran Valencia con 170 días y Murcia con 153 días. Por su parte, Baleares, Castilla la Mancha, Cantabria, Cataluña, Aragón, Extremadura, Canarias y Ceuta y Melilla se sitúan entre los 60 y los 120 días.

El periodo medio de pago del resto de las comunidades autónomas –como La Rioja, Andalucía,  Castilla y León, Madrid, Navarra, Asturias, País Vasco  y Galicia- se sitúa por debajo de los 60 días.

80% DE NEGOCIO

Fenin representa a medio millar de empresas y fabricantes de tecnología sanitaria que constituyen más del 80 por ciento del volumen total del negocio en España.  Junto a Alemania, Reino Unido, Francia e Italia, España forma parte de los cinco países que representan el 75% del mercado europeo.

La Federación, fundada en 1977, trabaja por la investigación y el desarrollo tecnológico, que permiten poner al alcance de todos tecnologías, productos y servicios que mejoran la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y el control y seguimiento de las enfermedades.

Entre sus reclamaciones, que se renueve el equipamiento de los hospitales españoles, el más antiguo, denuncian, de las últimas décadas. Fenin considera que renovar el parque tecnológico de los centros sanitarios públicos requiere de una inversión aproximada de 1.400 millones de euros en un plazo de cuatro de años.

5 AÑOS DE ANTIGÜEDAD

La Federación aporta datos que dan idea de la obsolescencia de esa tecnología en los hospitales: el 70 % de los TAC, el 69 % de los ecógrafos y el 81 % de los equipos de soporte vital de nuestros centros sanitarios supera los cinco años de antigüedad.

Rovi

El fármaco de Teva para la osteoporosis llegará a España de la mano de Rovi

Tetridar (teriparatida), el fármaco de Teva Pharmaceutical Industries para el tratamiento de la osteoporosis en adultos, se comercializará en España en el tercer trimestre...

Según datos de la patronal, en la actualidad, la edad promedio del parque tecnológico español supera ampliamente los diez años de vida. A nivel europeo, España ocupa uno de los últimos lugares en once familias tecnológicas estudiadas.

Entre los aparatos muy obsoletos, estarían los equipamientos de Rayos X, Monitorización, Mamografía o Soporte Vital. La antigüedad de esa tecnología, según Fenin, se da tanto en hospitales públicos como privados, aunque éstos últimos salen mejor parados.

La patronal trabaja ya en un nuevo documento sobre el perfil tecnológico en España a cierre del 2018. Ese informe analizará el grado de obsolescencia de las mencionadas familias tecnológicas ya analizadas en anteriores ocasiones e incorporará el equipamiento para endoscopia. El documento, según las previsiones de Fenin, estaría listo en los primeros meses de 2019.