El 36% de las empresas españoles no habría podido hacer frente a todos sus pagos y obligaciones al inicio de la pandemia si no hubiera sido por las medidas de apoyo del Gobierno, según se desprende de un análisis realizado por el Banco Central Europeo (BCE) y publicado este martes.

“Las simulaciones de necesidades de liquidez corporativa indican que el potencial de las garantías y las moratorias, pero todavía más importante, de los esquemas de reducción temporal de empleo, para incrementar sustancialmente el horizonte sobre el que las empresas no financieras pueden hacer frente a sus obligaciones”, ha indicado el instituto emisor.

El informe presentado por el BCE refleja que el impacto de las medidas gubernamentales fue más notable en Italia, donde hasta un 40% de las empresas podría haber caído en impago, y España que en Francia y Alemania.

La autoridad monetaria, no obstante, también alerta en el informe que las medidas de apoyo no tienen un efecto indefinido. “La eficacia de las medidas de apoyo políticas para evitar impagos disminuiría a largo plazo, ya que el estrés prolongado haría que algunas empresas no fueran viables”, ha apostillado.