Aeropuerto de Barcelona T1, edificio terminal.

Para muchos extranjeros, El Prat es el aeropuerto más importante de España. Sin embargo, las estadísticas le sitúan en una segunda posición en cuanto a número de viajeros trasportados, por detrás de Barajas; pero siempre con la aspiración de superar al aeropuerto madrileño. Ahora, las huelgas ensombrecen aun más su eterno puesto de segundón.

Este verano, las colas y los retrasos se acumulan de nuevo en el aeropuerto barcelonés; aunque con menos incidencia que el pasado año. La huelga del personal de tierra de Iberia coincide con el paro indefinida de los vigilantes de seguridad del aeropuerto de El Prat, cuando el aeródromo registra una media de un millar de operaciones diarias.

Las huelgas vuelven a cebarse un verano más con el aeropuerto de El Prat y lastran sus aspiraciones de superar a Barajas

Solo el pasado fin de semana, la huelga de Iberia afectó a la operativa habitual, que se vio trastocada de forma importante, con unos 140 vuelos cancelaciones de vuelos. La compañía más afectada por la situación fue Vueling, con un total de 112 operaciones anuladas durante el fin de semana. 

Aunque Iberia sigue negociando con el personal de tierra para llegar a un acuerdo, El Prat –de momento– está abocado a vivir otras dos jornadas más de paros. Las próximas jornadas convocadas son los días 30 y 31 de agosto, en plena operación retorno de vacaciones. Estos días también pararán en Barajas.

La situación no es nueva en el aeródromo catalán. Cabe recordar que hace tan solo un año coincidieron en el tiempo varias huelgas que generaron una tormenta perfecta en el sector aéreo: paros de personal en Ryanair, problemas en los controles de seguridad en los aeropuertos, mala climatología, la ineficiencia del espacio aéreo alemán, los 22 días de huelga de los controladores de Marsella (con especial incidencia el El Prat), el efecto en la capacidad de los aeropuertos del continuo crecimiento del tráfico en Europa y complicaciones de la mayor aerolínea de El Prat, Vueling.

Air Europa

Globalia arma a Air Europa y su hotelera en Latinoamérica

El grupo turístico Globalia enseña sus cartas en Latinoamérica. La compañía española espera incrementar con Air Europa entre un 25% y un...

Debido a todos estos problemas, Fomento aplica desde este año el ‘Plan BCN a Punt’. Un plan consensuado con la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), Enaire, Aena, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), asociaciones de aerolíneas como ALA y aerolíneas como Vueling o EasyJet. A finales del año pasado, un comité examinó la situación del tráfico en los aeropuertos de la red Aena en Cataluña y, en particular, la pasada temporada de tráfico en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, que registró un notable descenso de los índices de puntualidad y regularidad de los servicios aéreos.

Y en base a ello, se han tomado medidas como cambiar la trayectoria de algunos vuelos para evitar el espacio aéreo como el de Marsella. Asimismo, los controladores aéreos tienen el compromiso del Gobierno por aumentar hasta un 5% la plantilla de controladores en El Prat, aunque para algunos sigue siendo escasa. 

Por otro lado, Vueling también se vio obligada a tomar decisiones. La aerolínea perteneciente a IAG ha puesto en marcha un plan con una inversión de 30 millones de euros cuya premisa principal es “ser más operativos”, aunque eso conlleve eliminar aspectos del negocio rentables por su complejidad. Motivo por el cual Vueling ha dejado de operar en aeropuertos complicados como Funchal (Madeira) o Bergen (Noruega) e incluso de realizar algunas rutas nocturnas.

Además, Vueling elevó a diez el número de aviones en reserva –uno más que el año pasado–, con sus respectivas tripulaciones. Así, se han sumado 146 pilotos y 246 tripulantes de cabina a su plantilla.

EL ETERNO SEGUNDÓN

Los efectos de las huelgas y las cancelaciones lastran las aspiraciones de El Prat de superar a Barajas en la tan ansiada posición como primer aeropuerto de la red de Aena –formada por 46 aeropuertos y dos helipuertos– y, por tanto, de España.

Según los últimos datos del gestor aeroportuario, el aeropuerto catalán transportó 5,3 millones de pasajeros en junio, un 2% más que en el mismo mes del año pasado. En la misma fecha, Barajas alcanzó la cifra de 5,9 millones, un 7,5% más. El Prat también fue segundo por número de operaciones con 33.232 por las 38.973 de Barajas.

En 2018, el aeródromo repitió como el segundo aeropuerto que más viajeros transportó en España con 50,1 millones de pasajeros en 2018. El madrileño se alzó con la primera plaza con 57,8 millones de viajeros. Aunque sigue muy de cerca la estela de Barajas, lo cierto es que nunca consigue superarle.

Si coinciden en que ambos han sufrido recientemente un cambio de nombre. El de la capital de España pasó a llamarse Adolfo Suárez Barajas hace unos años; mientras que el catalán a Josep Tarradellas Barcelona El Prat.