La forma de entender el mundo está cambiando con el coronavirus. La pandemia está modificando las relaciones sociales, los trabajos, las economías y, consecuentemente, los viajes. El turismo es uno de los sectores más aquejados por este virus. Viajar, en estos momentos, es prohibitivo. Hay restricciones en la mayoría de los países, como sucede en Estados Unidos, incluso con aquellas personas en posesión de un ESTA.

¿Pero que es un ESTA? Un ESTA es un permiso de viaje obligatorio para viajar a Estados Unidos sin visado. Su tramitación es rápida y sencilla, y con un coste asumible (unos 30 euros por persona) a través de un formulario ESTA. Actualmente, a pesar de coronavirus, se pueden solicitar, se están aprobando y tienen una validez de dos años (siempre y cuando se cumplan con las normas de aceptación de este documento, puesto que la ESTA puede ser revocada o aplazada en cualquier momento), tanto las nuevas como aquellas que se concedieron antes de la pandemia. Como es lógico, actualmente, hay menos peticiones porque ha descendido el turismo y porque el Gobierno de Estados Unidos ha impuesto una serie de restricciones a la entrada de personas no nacidas en el país. Es decir, que podemos tener el ESTA (aprobado de antes o de ahora), pero eso no significa que podamos acceder al país, porque si hemos estado en zonas de riesgo de coronavirus (caso de España, por ejemplo, durante dos semanas anteriores), nos denegarán el acceso al país.

Luego están las excepciones, como son personas que trabajan en Estados Unidos, estudiantes o personas que viajan por temas de negocios. En estos casos, hay que hacer un trámite adicional al ESTA, y cursarlo con la embajada o el consulado. Y esperar el visto bueno, algo que depende del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Pero estos son casos especiales.

ESTA: no se devuelve el dinero

El impacto del coronavirus en el ESTA es evidente, puesto que viajar como turista a Estados Unidos, uno de los lugares favoritos de los españoles, es improbable. Y según está evolucionando la pandemia en los Estados Unidos es complicado saber cuándo se reanudarán los viajes desde España. Si usted, querido lector, tuvo que aplazar el viaje, sepa que no podrá recuperar el dinero gastado en su ESTA, aunque se diese el caso de no poder hacerla efectiva en los dos años de su validez. Quizá, en estos casos, deba consultar con su agencia de viajes o con su seguro de cancelación, aunque los expertos consideran, que salvo casos muy excepcionales, es un dinero que no se va a recuperar. Muchos seguros invocan la cláusula de ‘fuerza mayor’, con lo que esta circunstancia no estaría contemplada en la reclamación.

En el caso contrario, no hay mayor problema, es decir, que, si estamos en Estados Unidos, en posesión de un ESTA, y decidimos volver a España, no tendremos ningún tipo de impedimento a la hora de salir del país norteamericano. Habría que cumplir, en este caso, con las normativas de entrada del país al que queramos llegar desde Estados Unidos.