Estados Unidos aranceles
Foto: Yuri Gripas para Bloomberg.

La Cumbre del G20 fue creada para reunir a las principales potencias mundiales con los principales países emergentes con establecimiento de las multinacionales más importantes del entramado industrial internacional. Y Donald Trump lo usa a su antojo como mar en calma, después de haber embravecido a sus principales socios comerciales.

Esta convocatoria, marcada por las tensiones entre EE.UU. y China venía con la esperanza de que fueran solventadas, y así fue, pero con salvedades. Las dos potencias están cerca del acuerdo pero sin renunciar, o retroceder, los aranceles ya implantados. Recordemos que Trump implantó unos aranceles del 25% a importaciones chinas por valor de 300.000 millones de dólares.

Además Trump, por mandato presidencial, levantó el veto a la tecnológica Huawei, para que las empresas americanas puedan continuar con los negocios con la asiática. Pero no todo es tan bonito, ya que Huawei sigue estando en la lista negra de empresas con veto oficial del Departamento de Comercio. Obligando al presidente del Consejo Económico Nacional a matizar, concediendo “licencias concretas y especiales para que Huawei pueda operar en EEUU”.

Oro

Llegó el momento de apostar en los mercados: ¿oro o bitcoin?

Este es el dilema en el que nos encontramos aquellos que vemos una correlación peligrosa entre los mercados de renta variable y...

Les conviene tomar esa decisión, porque lo que no es tan conocido es que la red de antenas de servicio de la nueva tecnología 5G está controlada por Huawei. Y además en Europa, los principales operadores de telefonía ya tienen acuerdos con la asiática para desarrollar la nueva red.

Se han visto muchos apretones de manos o “choque de puños” según la famosa foto de Trump, para acercar posturas y calmar las aguas revueltas intencionadamente por el Presidente de Estados Unidos.

En el trascurso de estos últimos seis meses, desde la última cumbre del G20, la economía americana ha crecido un 3,1%,  mientras que la de China ha visto el retroceso del impacto comercial. Ahora nos queda esperar a la próxima reunión de la FED y si finalmente se doblega a la situación actual y reduce tipos, veremos otra inyección de esteroides a la economía americana y probablemente nuevos máximos en el parqué.

Darío García, analista de XTB

Comentarios de Facebook