El ecologismo está de moda, pues todos queremos cuidar el planeta y no contaminarlo. De este modo, muchas empresas realizan acciones de responsabilidad social corporativa, en las cuales se comprometen a cuidar el medio ambiente y a proteger el planeta. Sin embargo, hay casos donde se utiliza el ecologismo para ganar dinero y después no se practica, como es el caso del falso ecologismo de Carrefour.

Desde que hace años se apuntase al carro de la defensa del medio ambiente (cuando años antes había defendido el uso del plástico), hay 10 casos de falso ecologismo de Carrefour que demuestran que todo es cuestión de dinero y marketing, pero que el planeta no les preocupa en absoluto. Cabe destacar que esto es una recopilación de casos denunciados en el pasado. Hay que decir que Carrefour ha corregido muchos de estos aspectos, y que no se pretende atacar ni difamar la imagen del supermercado con este artículo, sino simplemente informar de hechos que han ocurrido.

Los empleados no están comprometidos

falso ecologismo de carrefour

Carrefour trata de venderse como una empresa que cuida el medio ambiente, y aparentemente trata e inculcar esos valores a los empleados. Sin embargo, en muchos establecimientos, vemos descuidos como dejar la cámara completamente abierta, algo que es una contradicción viendo el cartel de al lado.Destacar que este gesto, es más culpa de algunos ejemplados que de la propia cadena, además de la propia irresponsabilidad de la gente al dejar las cámaras frigoríficas abiertas.

Además de este descuido, también se pueden ver cámaras frigoríficas vacías, pero encendidas, gastando electricidad, algo que también es causa del descuido de los empleados de la cadena. Eso sí, cada vez se está corrigiendo más este aspecto con el paso de los años, y cada vez es más frecuente un uso más correcto de las mismas, dándose así en unos pocos casos aislados.