consultas legales

Durante los últimos meses muchos propietarios de inmuebles se han encontrado con una complicada situación, donde muchos de sus inquilinos han optado por no pagar el arrendamiento de sus alquileres, motivados en gran parte por la complicada situación económica originada por el coronavirus. Esto ha originado un gran número de impagos en todo el país, donde las cifras de morosidad se han incrementado alarmantemente en comparación con otros años.

Los propietarios no han tenido más remedio que recurrir a herramientas y a procesos legales como el desahucio express por impago de alquiler, una de las fórmulas más rápidas y recomendadas para recuperar los inmuebles, así como para desalojar a los ocupantes, ya sea por impago de las cuotas de alquiler, o por una ocupación ilegal a mano de “okupas”.

Herramienta legal para desalojar a los ocupantes de un inmueble

Durante años los propietarios habían demandado una herramienta legal, rápida, efectiva y con garantías para poder desalojar a los ocupantes de sus inmuebles, tanto por razones de impago, como por ocupación ilegal. Los desahucios ahora se presentan como la mejor opción para los propietarios, que no solo pueden recuperar su inmueble de forma rápida y con respaldo legal, sino que además pueden solicitar en el mismo proceso el abono de las cuotas impagadas por los inquilinos.

Para iniciar el proceso de desahucio es esencial que los propietarios recurren a los servicios de abogados expertos, con una contrastada trayectoria y experiencia en realizar todo el proceso con las máximas garantías legales, en el menor tiempo posible y con la premisa fundamental de velar por los intereses y derechos de los propietarios, que en muchos casos desconocen las ventajas de este procedimiento amparado por Ley de Arrendamientos Urbanos.

Procedimiento que vela por los derechos de los propietarios

El procedimiento del desahucio está encaminado a proteger los derechos de los propietarios, para que puedan recuperar en el menor tiempo posible la posesión del inmueble. Un procedimiento que se inicia por lo general ante el fracaso previo del intento de llegar a un acuerdo amistoso para que se abandone la vivienda, o una propuesta de condonación de parte, o totalidad de las cuotas impagadas de alquiler.

Muchos propietarios tenían ciertos recelos a recurrir al proceso de desahucio, ante el desconocimiento y el temor de tener que afrontar íntegramente los costes judiciales. Sin embargo, en una amplia mayoría de los casos, los Juzgados condenan a los inquilinos demandados a sufragar el pago de los costes judiciales, así como el pago de los honorarios de los abogados y procuradores, además de las mensualidades pendientes por liquidar.

La mejor protección para muchos arrendatarios

El desahucio express se ha convertido en toda una garantía y la mejor protección para muchos arrendatarios que tenían ciertos reparos en poner en alquiler en el mercado muchos de sus inmuebles. Gracias a esta herramienta legal, ahora muchas personas pueden alquilar sus viviendas y locales con las máximas garantías y con la seguridad de que ante un imposible impago, aunque sea de un solo mes, es posible poner en marcha un mecanismo ágil, legal y seguro para poder recuperar un inmueble en muy poco tiempo.