La alimentación se ha convertido en una obsesión para El Corte Inglés. Los grandes almacenes han decidido dar un giro a su estrategia y apostar por sus supermercados (Supercor) e hipermercados (Hipercor) para potenciar su crecimiento. De ahí que la compañía esté buscando personal para ampliar su plantilla (cercana a los 90.000 trabajadores en todo el grupo), ofrecer un valor añadido en los frescos y aumentar la superficie comercial.

Al margen de la campaña de Navidad, El Corte Inglés busca cerca de un centenar de empleados para incorporarse a los equipos de alimentación de pescadería, charcutería, carnicería y frutería para los centros Hipercor, Supercor y Supermercados El Corte Inglés de Madrid y periferia; aunque también seleccionan perfiles a tiempo completo en Barcelona o Valladolid.

Carrefour

El fin del acuerdo con Eroski marca el frenazo inmobiliario de Carrefour

Carrefour Property, la filial inmobiliaria del grupo Carrefour, cerró el ejercicio 2018 con una cifra de negocio de 191,3 millones de euros,...

Esta oferta no es casual. “La alimentación es el futuro de El Corte Inglés”, señalan fuentes de los grandes almacenes, quienes reconocen que están potenciando esta línea de negocio. De hecho, gran parte de las ofertas laborales están acogidas a un plan de formación que busca enseñar a los empleados el oficio de cara a un futuro.

La línea del retail sigue siendo la más importante de El Corte Inglés, representando el 77,7% de su negocio, con una cifra de negocios de 12.974 millones de euros en su último ejercicio fiscal. Hasta la fecha, la compañía potenciaba de forma sostenida la parte del negocio de alimentación. Es decir, mantenía su oferta sin apenas abrir nuevas tiendas. De ahí que su portafolio sea de 41 hipermercados, 55 supermercados y 184 tiendas de proximidad.

Cifra que espera incrementar a través de la expansión de su marca Supercor, para la que se prevé la apertura de entre cinco y diez establecimientos al año, tal y como anunciaron los grandes almacenes en la presentación de su último ejercicio fiscal. Además, sigue en pie el acuerdo con Repsol, a través del cual se prevé la apertura de 1.000 tiendas Supercor Stop&Go en las estaciones de servicio Repsol en los próximos tres años. Para 2019, se abrirán 350. 

LA CAÍDA EN DESGRACIA DE HIPERCOR

Pero, ¿por qué de repente esta obsesión de los grandes almacenes? Principalmente por su estancamiento en un sector, el de la alimentación, que no ha dejado de crecer; salvo alguna excepción. Basta con comparar su volumen de establecimientos con las 1.600 tiendas de Mercadona, las más de 4.000 de DIA o las 600 de Lidl.

Hasta Aldi –con 300 establecimientos– tiene más presencia en España que las tiendas de alimentación de El Corte Inglés. De hecho, ni tan siquiera participan en el estudio de Kantar WorldPanel sobre cuota de mercado porque sus resultados estarían por debajo de lo esperado, según expertos del sector.

El Corte Inglés ha decidido dar un giro a su estrategia y apostar por Supercor e Hipercor ampliando plantilla

El problema de El Corte Inglés es que sus formatos se estancaron y se vieron superados por la competencia. El servicio personalizado, productos con una buena relación calidad-precio y empleados muy atentos con sus clientes dejaron de ser decisivos para el consumidor. Además, los grandes almacenes sufrieron la grave crisis de consumo que no previeron. Mientras su deuda engordaba, los ingresos y las ventas caían. Sus centros comerciales se vaciaron y sus hipermercados se vieron muy afectados por ello.

La diferencia es muy visible si tomamos 2008, vísperas de la crisis económica, como referencia para comparar con años posteriores. Hipercor facturó en 2008 más de 3.000 millones de euros y su beneficio superó los 100 millones. En 2016, registró una caída de sus ventas del 5,7%, hasta los 1.322 millones de euros. Año en el que contaba con 43 establecimientos.

En 2017, la Junta de Accionistas de los grandes almacenes aprobó la fusión por absorción de la marca con el objetivo de mejorar y complementar la oferta comercial de cara al cliente. A partir de entonces sus resultados económicos pasaron a estar integrados en los de su matriz. Lo mismo ha ocurrido recientemente con Bricor.

Ahora la compañía espera recuperar el tiempo perdido apostando por la alimentación fresca; así como por su marca blanca: Aliada, Special Line y El Corte Ingles. Y siempre con la vista puesta en errores del pasado, como el lanzamiento de Opencor, un formato que abría los 365 días al año –incluso de madrugada–, pero con precios demasiado elevados. No terminó de cuajar y la compañía los cerró y sustituyó por Supercor Express.

LA OFERTA GOURMET DE EL CORTE INGLÉS

Asimismo, desde hace años El Corte Inglés se ha puesto las pilas en innovación con el fin de acabar con la percepción de los precios caros. Además de continuar con el desarrollo de proyectos como los Gourmet Experience, han impulsado nuevos conceptos gastronómicos como la Plaça Gastro Mercat que ofrece una experiencia sensorial a través de diferentes estilos de cocina; el Bistró, de inspiración francesa con una propuesta gastronómica basada en ingredientes frescos; y La Taberna, que avanza una reinvención de lo clásico a partir de las típicas tapas españolas.

En conjunto, hay 400 espacios dedicados a la gastronomía, entre ellos 98 cafeterías, 40 restaurantes propios y diez Gourmet Experience, en los que operan prestigiosos chefs y marcas privadas.