El Corte Inglés

Transformaciones de centros comerciales como el de Arroyosur, operaciones de sale & lease back y venta de 95 activos. En este plan está inmerso El Corte Inglés desde hace unos meses con el objetivo de reducir su elevada deuda financiera (3.652 millones de euros). Un plan para el que hay tres centros, en concreto, que son intocables, ya sea por ventas, ubicación o por prestigio, según fuentes conocedoras del proceso.

El primero de ellos es El Corte Inglés de Castellana, su buque insignia ubicado en el corazón del distrito financiero de Azca en Madrid capital. Dos grandes edificios con la famosa Torre de Titanio que cuentan con cientos de metros cuadrados donde tienen presencia muchas marcas de lujo y su reconocida Zona Gourmet. Históricamente ha sido su principal activo. De hecho, la compañía está estudiando levantar un hotel en el terreno que compró a Adif por 136 millones de euros. Pero no hay muchos más detalles sobre esta operación.

El segundo también está ubicado en la Comunidad de Madrid y se trata de los grandes almacenes de Pozuelo. Otro con solera. En septiembre de 1994, los periódicos recogían en portada la apertura de los 134.000 metros cuadrados de Hipercor y 35.000 metros cuadrados de aparcamiento. Su construcción costó 14.000 millones de las antiguas pesetas.

colacao

Una decisión equivocada amarga el cumpleaños a ColaCao

Este año, ColaCao cumple 75 años. En 2018, su hermana pequeña, Nocilla, cumplió 50. Dos aniversarios dignos de celebración si no fuera por el...

El tercero en discordia es el de Puerto Banús de Marbella. La compañía cuenta con hasta tres centros en la localidad malagueña. Este, además, fue objeto de la mayor multa urbanística jamás impuesta en Marbella (14,6 millones de euros) por la ampliación en 5.000 metros cuadrados que se llevó a cabo durante los años 2004 y 2005.

Estos tres, por tanto, están totalmente descartados del proceso de venta del denominado Proyecto Green, realizado por la división de Real Estate de Price Waterhouse Coopers (PwC). La valoración total de la cartera, con 95 activos, asciende a entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

Fuentes cercanas al proceso aseguran que desde la dirección de la empresa se está haciendo saber a los empleados de estas tres ubicaciones la decisión. Una forma de tranquilizar ante los constantes rumores de ventas de algunos espacios comerciales que han puesto en alerta a los 90.000 empleados de la firma.

Desde El Corte Inglés han declinado realizar declaraciones sobre estos complejos comerciales. “No estamos detallando por centro”, apuntan. Tan solo han asegurado que la compañía no se plantea cerrar ningún centro comercial, pero si entrar en sale & lease back, operación inmobiliaria en la que el propietario de un inmueble vende el mismo a un inversor con el compromiso de quedarse como arrendatario.

OPERACIÓN PARA TRANSFORMAR ARROYOSUR

Para el que ya hay una solución es para el centro comercial Arroyosur (Leganés). En octubre de 2007, abría las puertas al público en la periferia sur de Madrid el complejo con una inversión de 200 millones de euros y 1.526 puestos de trabajo creados.

Para Arroyosur, la compañía calculó un área de influencia entre las poblaciones de Leganés, Fuenlabrada y Getafe de un millón de personas a la que lanzaría una oferta de artículos total que superaba los 4,5 millones de referencias. Pero al poco de inaugurar este mastodóntico centro comercial, el propio Corte Inglés se dio cuenta del error que había cometido. Ni la afluencia ni las ventas fueron las esperadas.

Durante años se estudió qué hacer con Arroyosur. Y tras muchos rumores y pruebas, recientemente la empresa anunció su transformación en el nuevo concepto MAD-FD Madrid FashionDistrict con una inversión de 100 millones de euros. Se trata de un nuevo concepto que aúna moda, gastronomía, entretenimiento y arte. El 1 de agosto de este año se inician las obras con la previsión de abrir el nuevo espacio en la primavera de 2020. De hecho, el objetivo es exportarlo a otros más adelante y en función de la acogida que tenga este proyecto. Esta es la salida que El Corte Inglés ha encontrado para uno de sus centros comerciales menos rentables.

VENTA FRUSTRADA DE IECISA

Pero no todo son alegrías para la compañía fundada por César Rodríguez. A finales del año pasado, El Corte Inglés sufrió un duro varapalo cuando el grupo mexicano Sixsigma Network, a través de su matriz Kio Networks, rompió su acuerdo para comprar Iecisa, tal y como adelantó MERCA2. Una venta, valorada en 400 millones de euros, que encajaba en sus planes de desinversión.

Nuño viajó a México para acordar los términos de la venta; pero a su regreso a España, el grupo mexicano decidió comunicarle que no compraría Iecisa. Se desconocen los motivos que han llevado a la millonaria mexicana a plantar a la compañía española. La ruptura del acuerdo supone un duro varapalo para El Corte Inglés y sus intentos por reducir entre un 10% y un 12% de su deuda.