corte ingles

El Corte Inglés ha arrancado este lunes con una nueva e innovadora campaña en la que ha inundado de colores flúor todos sus centros de España y Portugal. Una iniciativa que se alargará hasta el próximo 15 de marzo y con la que los clásicos grandes almacenes buscan dar mayor visibilidad a sus centros y convertirlos en lugares donde vivir “experiencias” y donde no falte el “momento instagrameable”.

Bajo el hastag #MásColor, la compañía presidida por Marta Álvarez ha desarrollado un macroproyecto sin precedentes de cara a seguir potenciando su estrategia de que sus locales no sean solo lugares donde adquirir productos, sino que ofrezcan servicios, actividades y mucho más. Todo ello en esta ocasión teñido de rosa, rojo, coral, amarillo, verde y azul para crear una atmósfera alegre y posteable.

Más de 56.000 esferas de colores decoran la entrada e interior de los centros comerciales, 20.220 metros de lineales de vinilos visten sus suelos y cerca de 700 focos iluminan sus espacios. Estos son solo algunos de los vastos números que ha manejado El Corte Inglés en esta campaña que llevan preparando más de una año y en la que han trabajado 1.440 personas durante cerca de 15.000 horas para tenerlo todo a punto en el día de hoy.

MÁS DE 300 MARCAS SE HAN SUMADO

El Corte Inglés subrayó esté lunes durante la presentación de la iniciativa a la prensa que se trata de una campaña transversal que abarca desde moda a alimentación, pasando por menaje del hogar o electrodomésticos.

Han sido más de 300 marcas las que se han sumado a #MásColor y han elaborado cerca de 7.000 coloridas referencias de las cuales 2.000 se han desarrollado en exclusiva para El Corte Inglés.

Entre ellas, tres nuevas botellas de Heineken, un bote rosa de Cola-Cao o un azulado brick de leche de Central lechera Asturiana fabricadas para “sorprender y despertar una explosión de emociones a través del color”.

Además de productos de gran consumo, el proyecto también engloba personalización de prendas, rituales de belleza, maquillaje personalizado en base a colores, tatuajes de henna, tratamientos de spa de manos, competiciones de cubo de Rubik o clases magistrales de cocina.

Una amplia oferta de experiencias para atraer a los compradores a los centros comerciales (y lo cuenten en sus redes) que anticipa la próxima temporada. No es primavera aún en El Corte Inglés, pero casi.

Comentarios de Facebook