El arranque de la nueva era de El Corte Inglés con Marta Álvarez a la cabeza ha llegado con cambios necesarios. Algunos, incluso, rescatados de las viejas políticas, como la absorción de la división de bricolaje Bricor por parte de los grandes almacenes. Ya ocurrió con Hipercor. Una fórmula que sirve para esconder los problemas económicos de estas dos divisiones de la parte del retail bajo la matriz.

La compañía espera que tras la aprobación de la fusión de Bricor por parte de los grandes almacenes se mejore y complemente la oferta comercial del grupo, al mismo tiempo que se puedan aprovechar las sinergias entre ambos formatos, tanto en el área de compras como en el de ventas. Parecidas razones se alegaron con la integración de Hipercor, estrategia que lideró el expresidente de la compañía, Dimas Gimeno.

El Corte Inglés repite la misma maniobra que hace años con Hipercor para integrar Bricor y tapar sus números rojos

Cabe recordar que, en 2017, la Junta de Accionistas de los grandes almacenes aprobó la fusión por absorción de Hipercor con el objetivo de mejorar y complementar la oferta comercial de cara al cliente. Además de permitir a la firma reordenar espacios comerciales para hacerlos “más atractivos y cómodos” para el cliente y mejorar así la experiencia de compra del consumidor, según la compañía.

A partir de entonces sus resultados económicos pasaron a estar integrados en los de su matriz. De ahí que no sea posible acceder a sus cuentas por separado actualmente. La letra pequeña de esta decisión está en la caída de sus ventas. Hipercor facturó en 2008 más de 3.000 millones de euros y su beneficio superó los 100 millones. En 2016, registró una caída de sus ventas del 5,7%, hasta los 1.322 millones de euros. Año en el que contaba con 43 establecimientos. La crisis y los nuevos hábitos de consumo de los españoles, que buscan comprar en tiendas de proximidad por delante de los hipermercados, lastraron su facturación.

Y es precisamente esta razón la que lleva de nuevo a El Corte Inglés a volver a tomar una decisión de este calibre e integrar Bricor. En el ejercicio terminado el 28 de febrero el importe de la cifra de negocios de Bricor alcanzó los 107,7 millones de euros, un 6,2% inferior con respecto al mismo ejercicio fiscal que el año anterior. De estos, 99,2 millones de euros se correspondieron con ventas y 8,4 millones con prestación de otros servicios, según las cuentas del Registro Mercantil recogidas por Insightview.

Sin embargo, lo peor son sus continuados números rojos. En 2018, sus pérdidas se elevaron a 8,1 millones de euros, un 37,4% más que en el ejercicio anterior. De hecho, en los últimos diez años, la división de bricolaje de los grandes almacenes no ha conseguido salir de sus pérdidas. Si bien es cierto, las pérdidas de 2018 no son las peores. En 2012 llegaron a ser más del doble (hasta los 18 millones de euros).

Evolución de las pérdidas de Bricor, según Insightview.

Bricor pertenece a retail, la línea de negocios de mayor importancia para los grandes almacenes. También incluye las cadenas de supermercados Supercor y Supercor Express y la cadena de moda y complementos Sfera. Esta ha alcanzado una cifra de negocios de 12.974 millones de euros, con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de casi 882 millones de euros. En global, El Corte Inglés cerró su ejercicio con unas ventas de 15.783 millones de euros, lo que supone un 1,1% más que el año anterior.

INICIOS EN LA CRISIS ECONÓMICA

La actividad de Bricor arrancó en 2006, casi al borde de la crisis económica y de consumo que El Corte Inglés no supo ver a tiempo. Sus centros comerciales lo pagaron caro. En el año 2011, los grandes almacenes se llevaron un duro varapalo en sus cuentas cerrando con un beneficio neto de 210 millones de euros, lo que supuso un descenso del 34% respecto al año anterior. Los siguientes años no fueron mucho mejores llegando a los 118 millones de beneficio en 2014. A partir de este año se recupera, pero nunca llegó a los niveles de 2007 cuando cerró con una cifra de negocio de 17.990 millones de euros y un beneficio neto de más de 716 millones de euros.

Telepizza

La década que cambió el reparto: del rojo de Telepizza a las bicis con cajas

Probablemente, pocos recuerden que antes las opciones de pedir comida a domicilio eran limitadas. La primera elección siempre era Telepizza. De hecho,...

A cierre del ejercicio, Bricor cuenta con 60 centros urbanos y 5 establecimientos de gran tamaño. Actualmente tiene alrededor de 41.000 referencias totales, de las cuales, casi 18.000 están disponibles en la página web. Además, la competencia de Ikea y Leroy Merlin hacen más complicada la existencia de la división de El Corte Inglés.

Durante este último ejercicio, el informe no financiero de la empresa familiar recoge cambios en Bricor, como el traslado del establecimiento de Bricor ubicado en el centro comercial Luz Shopping de Jerez de la Frontera al gran almacén de El Corte Inglés también en Jerez. A esta iniciativa se suma la realizada en Portugal donde la propuesta comercial del Bricor ubicado en Vila do Conde también se ha integrado en la oferta de los grandes almacenes.

Asimismo, ya se comenzó a avanzar “el aprovechamiento de sinergias con el Grupo, así como en la integración de equipos y sistemas con el objetivo de optimizar recursos”. Por ejemplo, se han consolidado las sinergias en el área de compras y en la venta online, principalmente. De hecho, la web de Bricor opera dentro de la de El Corte Inglés, lo que ha permitido un incremento de las transacciones a través del canal digital.