El fabricante japonés de componentes y dispositivos electrónicos Sharp, filial de la firma taiwanesa Hon Hai Precision Industry (Foxconn), se anotó un beneficio neto de 20.958 millones de yenes (178 millones de euros) en el conjunto de su año fiscal, finalizado en marzo, lo que equivale a un descenso del 72% en comparación con el ejercicio precedente, según ha informado este martes la empresa.

La facturación neta de la empresa en los 12 meses fiscales fue de 2,271 billones de yenes (19.235 millones de euros), lo que se corresponde con un descenso del 5,4%, al tiempo que el coste de los productos vendidos se contrajo un 5,8%, hasta 1,861 billones de yenes (15.762 millones de euros).

De su lado, la partida de gastos de venta, generales y administrativos alcanzaron los 357.025 millones de yenes (3.024 millones de euros), lo que equivale a un incremento del 5% en comparación con el año fiscal anterior.

Asimismo, Sharp ha decidido nombrar presidente y director de operaciones a Katsuaki Nomura, que actualmente ocupaba el cargo de vicepresidente y miembro del consejo de administración. El actual presidente de la firma, Tai Jeng-Wu, mantendrá los cargos de presidente del consejo y consejero delegado.