Dormir

Los efectos de no dormir pueden dar como consecuencia estrés y ansiedad. Son dos de los problemas que tienen como resultado que no duermas. La cabeza es un mecanismo que siempre está funcionando y el único momento en el que podemos, “digamos”, relajarla un poco es la hora de irte a dormir. Pero ¿qué sucede cuando en lugar de eso sigues dando vueltas en la cama y de pronto tu cerebro comienza a pensar otras cosas sin dejarte conciliar el sueño?

Siempre dicen que llevar una vida sana es comer bien y mantener una buena alimentación, pero dormir de 7 a 8 horas diarias es casi más importante que lo citado anteriormente.

No sé si recordarás una frase que decían las abuelas antiguamente cuando un bebé, en vez de comer se quedaba dormido:

“Déjalo que duerma que eso también lo alimentará”

Trastorno del sueño

El resultado de dormir poco puede acarrearte consecuencias peores de las que imaginas. Acumular cansancio provoca irritabilidad, falta de concentración y/o bajo rendimiento laboral y académico.

La falta de sueño o insomnio es un trastorno que afecta a más del 30% de la población y puede atacar tanto a niños, jóvenes como a adultos.

El trastorno del sueño es una enfermedad que puede provocar desde obesidad hasta problemas cardiovasculares. Si estás cansado, tus defensas también lo están y eres más propenso a coger algún virus, incluso a un infarto cerebral o hipertensión.

Uno de los problemas que acarrea la falta de sueño es la narcolepsia. Esta viene de la mano del insomnio, y esta, a su vez, de la obesidad y los fallos respiratorios.

Los niños con falta de sueño son propensos a crecer menos porque su cerebro no fabrica la hormona del crecimiento. Un bebé necesita dormir de doce a catorce horas, un niño de tres años de diez a doce, los adultos entre ocho y siete y un anciano cinco horas. Puedes ver que cuanto más mayores somos, menos horas necesitamos estar en la cama.

Dormir

Soluciones para evitar la falta de sueño

Si sufres un episodio difícil en tu vida y tu mente no duerme porque la angustia no te deja, eso es un signo de que necesitas ayuda y tu cuerpo te la está pidiendo. Acude a un especialista, cuéntale tu problema y no tengas miedo de pedir ayuda.

Hacer ejercicio antes de irte a dormir hace que el cuerpo continúe alterado unas horas más por culpa de las endorfinas. ¡No tienes un botón de ON y Of! Deja de hacer deporte antes de las ocho de la tarde si quieres dormir bien por la noche.

No duermas con la ventana abierta en verano si tu intención es estar ocho horas en la cama. Cierra las persianas para que la luz no te moleste. Y apaga el móvil o te llevarás hasta las tantas viendo “memes”.

Si cenas como si “no hubiese un mañana”, cuando te tumbes tu estómago no te dejará descansar. No es lo mismo hacer una digestión ligera que una copiosa. Cena poco para que tu organismo descanse por completo. Estar tumbado no es sinónimo de estar descansando.

La siesta NO DEBE superar los “treinta minutos”. No puedes querer dormir toda la tarde y luego acostarte y caer en los brazos de Morfeo en el primer contacto con el colchón. Por muy cansado que estés al mediodía es mejor aguantar el tirón y dormir de noche.

Puedes recurrir a medidas poco contundentes antes de utilizar medicamentos fuertes, como por ejemplo las infusiones de valeriana o la amapola de California. Los remedios a base de plantas han demostrado que realmente surten efecto a la hora de dormir. Si no sabes muy bien qué tomar acude a tu farmacéutico o herbolario y explícales un poco. Los profesionales siempre te pueden aconsejar.

Intenta irte a la cama “sin discutir” porque tu cabeza te jugará una mala pasada y continuará pensando en todas las cosas que no has dicho.

Foto de Usar el móvil antes de dormir afecta al sueño

Usar el móvil antes de dormir puede retrasar la conciliación del sueño en 90 minutos

Avanza Solutions advierte que la luz azul que emite la pantalla del Smartphone estimula el cerebro. El uso de filtros como el...

Trata de no ver la televisión o estar con el móvil para relajar tu cuerpo y no centrarte en la serie que puedas ver. Aunque para ti sea un descanso, el querer seguir un poco más, terminar una película o una serie, hará que no duermas las horas necesarias.

Algo que se ha puesto de moda últimamente y que puede ayudarte a dormir es usar el ASMR para dormir. Es una forma de relajación guiada mediante susurros binaurales. Te pones los auriculares y buscas el vídeo que mejor se adapte a ti.

Dormir