Eduardo Baamonde Cajamar Europa

Una de las consecuencias que ha tenido el coronavirus es que la sociedad se ha dado cuenta de la importancia que tiene el sector agroalimentario. La respuesta que ha dado durante el estado de alarma, toda la cadena, ha demostrado su profesionalidad. “El sector no sólo ha abastecido a España, sino también a media Europa”, ha resaltado Eduardo Baamonde, presidente de Cajamar, durante la presentación del ‘Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo’.

España es la cuarta economía del sector agroalimentario de la UE-28 y aporta el 11,6% del VAB del sector europeo. Da empleo al 5,9% del total de ocupados (1,2 millones) a tiempo completo. Si añadimos la fase de comercialización, esa contribución se amplía hasta el 11,8% (3,4 millones de puestos de trabajo). Dicho de otra manera, aporta el 7,9% de los ocupados del sector agroalimentario en Europa, y el 9,5% en el sector ampliado.

El sector ha demostrado músculo durante la crisis del coronavirus respondiendo a las necesidades de dentro y fuera del país

“El sector en su conjunto se ha profesionalizado mucho, lo que ha permitido la mejora de su eficiencia y competitividad. Pero queda mucho camino por recorrer en todo lo relativo a la rentabilidad que tiene más que ver con el valor que seamos capaces de aportar a la producción primaria”, añadió el presidente de Cajamar.

El informe presentado por Cajamar destaca que la productividad es un 64,2% más elevada que en la UE-28. Si se añade la fase de distribución, el porcentaje es del 34,2%. “El sector es muy vigoroso y potente. Ha sabido responder a los desafíos de la internacionalización”, subrayó Fernando Miranda, secretario general de Agricultura y Alimentación.

Y puso como ejemplo los datos de Francia y España. Es cierto que nuestros vecinos tienen un volumen superior, por encima de los 60.000 millones de euros. En España, esa cantidad está sobre los 52.000 millones de euros. “Ellos tienen una curva más plana. La de España es más ascendente”, recalcó.

LA APUESTA DE CAJAMAR

Máximo histórico. Así se puede definir el volumen de ventas cosechado por el sector agroalimentario exportador durante 2019. Según el informe de Cajamar, la cantidad alcanzada fue de 52.530 millones de euros, un 4,1% superior a la de 2018. “Somos el cuarto exportador en valor pero nos hemos acercado mucho al resto de países”, indicó Fernando Miranda.

Otros datos significativos incluidos en el informe de Cajamar, elaborado por el IVIE/Universidad de Valencia, son que el superávit comercial creció un 18,7%, alcanzando los 14.477 millones de euros. El segundo más elevado, sólo por detrás de Países Bajos. “Estamos llegando a más mercados, y eso nos hace tener más fortalezas”, manifestó el secretario general de Agricultura y Alimentación.

La UE-28 sigue siendo el principal cliente: adquiere el 72,5%. Francia, Alemania, Italia, Portugal, Reino Unido y los Países Bajos concentran el 58% de las exportaciones. FuerA de la UE, se ha dado un particular adelantamiento. “China aparece por encima de Estados Unidos”, dijo Joaquín Maudos, director adjunto de Investigación del IVIE.

“El sector ha sabido hacer las cosas bien durante mucho tiempo y eso se ha notado durante la pandemia. No ha habido rotura del sistema por casualidad, sino por la fortaleza del sector”, subrayó Fernando Miranda.

Joaquín Maudos, por su parte, destacó la buena posición que tiene España en el ámbito europeo. Ocupa la quinta posición, con el 11,5%, sólo por detrás de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido. Y entre los productos que vendemos a Europa, somos el primer productor de productos cítricos y aceite de oliva; el segundo en ganado porcino y vegetales frescos; el tercero en vino; el cuarto en plantas y flores, aves de corral y bovino; y el quinto en huevos. “Somos el doble de productivos que la UE en los primeros procesos. Nuestra productividad es un 34% superior a la UE”, resaltó.

Mercadona aventaja a la competencia en la compra de producto nacional

La situación provocada por el covid-19 está cambiando la forma de comprar. No sólo se ha disparado la venta online, sino que los clientes...

De cara al futuro, el presidente de Cajamar apostó por “estrategias a largo plazo que permitan aportar valor a las materias primas a través de la diferenciación de productos y procesos”. Y concluyó: “la toma de decisiones tiene que tener una visión ambiciosa y centrada en el valor y posicionamiento de la empresa”.

Comentarios de Facebook