dieta

Para que una dieta sea efectiva se necesitan cuidar muchos factores clave. No a todas las personas le engordan por igual ciertos alimentos, pudiendo reaccionar mejor o peor a según que dietas. Por supuesto, ser estricto y realizar actividad física también es clave para poder hacer que la dieta sea más efectiva. Tampoco es lo mismo pretender adelgazar con 20 años que con 40, ya que la edad influye bastante.

Por eso, en ciertas franjas de edad, no es que la dieta no sirva, ni que estés fallando al realizarla. Tampoco es cuestión de que no estés haciendo el suficiente ejercicio físico. Simplemente es una cuestión de tu metabolismo a dicha edad…

La relación de la efectividad de una dieta y la edad

¿De qué depende la eficacia de una dieta?

dieta

La eficacia de una dieta depende de varios factores. Estos factores los deberías tener muy claros para saber optimizar la dieta y que resulte realmente productiva, de lo contrario, todo el esfuerzo habrá servido de poco.

Los factores clave son:

  • Tipo de dieta: las dietas milagro suelen ser peligrosas para tu salud, pero también son rápidas para bajar peso. Algunas prometen (y cumplen) perder hasta varios kilos por semana. El problema no solo es el riesgo para tu salud que suponen estas dietas, también es el efecto rebote. En muchas de ellas, cuando se dejan recuperarás peso mucho más rápido. Por tanto, aunque tardes más es perder el peso, sería recomendable realizar una dieta saludable y equilibrada. Evita todas esas dietas basadas en hacer ayunos, en ingerir pastillas quemagrasas, o que evitan comer ciertos tipos de alimentos o hacer un consumo excesivo de otros. Todo eso son factores que te pueden alertar de que estás ante una mala dieta.
  • Reglas: las dietas necesitan de un cumplimiento. Si te saltas las medidas impuestas por el nutricionista o experto, de poco servirá. Ser estricto es también importante, aunque de vez en cuando te puedas dar un capricho. Pero recuerda que mientras más estricto, más efectiva será la dieta.
  • Ejercicio: es muy importante acompañar la dieta de ejercicio para acelerar el metabolismo y quemar todas las grasas y calorías que te sobran. Una dieta, por muy buena que sea, si se acompaña de una vida sedentaria, no servirá de mucho. Eso no es bueno ni para reducir peso más rápido ni para tu salud. Así que…¡muévete!
  • Persona: no a todas las personas les engorda por igual un tipo de alimento. Depende de varios factores, por lo que podrías estar ante un caso en el que dejar de consumir un tipo de alimento o aumentar el consumo de otro no te esté ayudando en absoluto.
  • Edad: (véase siguiente apartado)