El Gobierno ha detectado un leve repunte en el tráfico de acceso a las ciudades y en el interior de las mismas, así como en el número de viajeros de trenes, justo coincidiendo con la Semana Santa, con lo que ha llamado a “mantener al máximo la disciplina” y a “restringir al mínimo los viajes y desplazamientos”.

“Se trata de ligeros repuntes, pero nos llevan a pedir que se mantenga al máximo la disciplina”, indicó la secretaria general de Transportes, María José Rallo.

“Insistimos en la relevancia de restringir al mínimo los viajes y evitarlos siempre que se pueda”, añadió durante la comparecencia diaria del comité técnico de gestión de la crisis.

En concreto, Rallo indicó que este miércoles los trenes AVE y Larga y Media Distancia de Renfe transportaron un total de 1.436 viajeros. Se trata de una cifra que, si bien es “muy baja, apenas un 2% de lo habitual”, muestra un incremento respecto a alrededor del millar de pasajeros diarios que se venían contabilizando la pasada semana.

De igual forma, el tráfico de vehículos particulares en el acceso a las grandes ciudades presentó una reducción del 80% este miércoles en comparación a un año antes, frente a las caídas más acusadas, de entre un 82% y un 83%, de días anteriores.

Asimismo, también se detectó que el tráfico en el interior de las principales ciudades presentó una disminución del 78% cuando en jornadas previas venía siendo del 81%.

Por contra, los autobuses interurbanos de línea siguieron mostrado un grado de ocupación de apenas del 3% de lo habitual, similar al de jornadas precedentes, y el tráfico aéreo mantuvo la medida de 300 operaciones diarias, de las que 80 corresponden a la conexión con las islas y entre éstas.

En cuanto al tráfico de camiones, fundamental para garantizar el abastecimiento, se mantiene en un 60% de lo que suele ser habitual, atribuyéndose el porcentaje restante al transporte vinculado a los trabajos y empresas no esenciales que han paralizado o disminuido su actividad.

De forma paralela, el volumen de carga transportada en el país se ha visto reducido en sólo un 36%, si bien con grandes diferencias respecto al tipo de carga que se trate, apuntó la ‘alto cargo’ de Transportes.

Así, mientras que el transporte de bienes de alimentación e higiene ha crecido entre un 5% y un 12%, el relacionado con productos textiles se ha desplomado hasta un 95%.

Comentarios de Facebook