Hasta hace bien poco para conseguir el modelado 3D de un objeto hacían falta cámaras o equipos especiales de reconocimiento. Hasta que los gigantes tecnológicos empezaron a hacer sus pinitos en la materia. Microsoft lleva tiempo explorando esta idea y a finales de 2016 presentó una app experimental para mapear cosas con solo rodearlas. Google, con su Project Tango, también se ha esforzado en este campo, aunque la condición era tener un hardware específico que le hacían fabricantes como Lenovo.

En septiembre, durante la IFA de Berlín, Sony presentó su teléfono Xperia XZ1 con un algoritmo denominado 3D Creator que en menos de 60 segundos escanea objetos en 3D. Sin embargo, no hay que irse hasta Silicon Valley para encontrar avances en el ámbito del modelado. Una startup de Badajoz llamada eCapture 3D da la posibilidad de escanear un objeto o cara en 3D con cualquier smartphone.

El origen de eCapture 3D proviene de la topografía electrónica. Hace unos años la compañía inventó un dispositivo para hacer levantamientos de terrenos y construcciones y explorar el ámbito arqueológico e histórico de Mérida. La empresa fue evolucionando mediante actualizaciones en los equipos y el software y hace año y medio le dieron un cambio radical a su modelo de negocio. Desde entonces su objetivo es democratizar el acceso a la tecnología 3D, concretamente el modelado para que llegara a todo tipo de público.

Su punta de lanza es la plataforma Eyes Cloud 3D, con la que cualquier usuario particular o profesional sin muchas nociones técnicas y sin ningún dispositivo especial puede obtener modelos 3D de alta precisión en tan solo unos segundos. Para ello, basta con tirar un pequeño número de fotos que se pueden tomar, como decíamos, con cualquier smartphone.

ecoche

eCoche transforma cualquier vehículo de combustión en eléctrico

La idea de eCoche surgió cuando uno de sus cofundadores, José Milara, estaba dando clase de arquitectura en México y se percató de lo...

El proceso es sencillo y muy parecido al de la toma de una imagen panorámica con algunos móviles: solo hay que realizar cinco fotografías con el teléfono alrededor de un objeto o persona, subirlas a la nube de eCapture 3D a través de una sencilla interfaz de arrastrar-y-soltar y en 5 minutos se puede visualizar el modelo 3D que se ha generado automáticamente, gracias a un algoritmo que procesa las imágenes.

Este modelo resultante se puede descargar, integrar en otras webs, compartir en redes sociales e incluso enviar por Whatsapp. No es necesario instalar ninguna aplicación móvil ni software en el smartphone, todo se hace desde la página web www.eyescloud3d.com. La plataforma cuenta con un visor que permite mover el objeto, oscilarlo, hacer mediciones, hacer escala en base a un sistema de referencia o exportarlo para tratarlo en programas como SolidWorks.

La startup ha puesto su tecnología transversal a disposición de todos los usuarios y está en una fase de desarrollar aplicaciones para diversas industrias, con el fin de crear enfoques hacia cada uno de esos potenciales clientes. “Desde el pasado verano ya tenemos en producción la versión definitiva con nuevas funcionalidades. Estamos encontrando muy buena aceptación de la tecnología y cumpliendo con una de las metas fundamentales, que era poder actuar en varios sectores y no solo el de la topografía, como el de la ingeniería, la manufactura, la salud, la belleza, la arqueología, patrimonio histórico, turismo, así como seguridad y emergencias”, explica para Merca2 Miguel González Cuétara, CEO de eCapture 3D.

González nos revela que en realidad su producto está basado en una técnica muy antigua llamada fotogrametría que ofrece precisión milimétrica y que sale muy barata al no requerir de dispositivos específicos. “La técnica es superior al escaneado con infrarrojos, aunque no llega al nivel de las micras de un láser escáner, equipos que valen decenas de miles de euros, que requieren de una preparación especial y a los que resulta complejo acceder”. Eyes Cloud 3D trabaja con una nube de puntos y un proceso de triangulación con el que se hacen polígonos, generando una malla sólida. Este formato es el que se puede exportar para una posible impresión 3D. Por último, el último proceso sería hacer una texturización, pegándose como texturas en la malla sólida las fotos con las que se ha hecho el modelo para darle un aspecto fotorrealista.

Dinero que se palpa y se toca

El modelo de negocio de esta startup pacense consiste en pago por uso. Cobran cuando se genera el modelo 3D con su tecnología. Un modelo 3D básico hecho con entre 5 y 8 instantáneas tiene un precio de 2,95 euros. Por otro lado, ofrecen la posibilidad de optar por una suscripción o bonos para 10, 20, 50 o 100 modelos en los que los precios van descendiendo por unidad o contratar una tarifa de volúmenes muy grandes para otro tipo de clientes. No obstante, en este momento en el que desean promocionar su herramienta permiten a los usuarios finales probar la tecnología haciendo hasta cinco modelos sin ningún coste.

Para clientes más profesionales la firma también proporciona servicios adicionales. “En el caso de encargos corporativos podemos hacerles trabajos a medida en los que nosotros les hacemos la documentación 3D de una serie de objetos. En un entorno controlado de iluminación y fotografía documentamos los objetos 3D e incluso filtramos y limpiamos esos objetos para ponerlos de cara al público”, cuenta el emprendedor.

El CEO de eCapture 3D destaca que su tecnología puede ser bastante valiosa para aquellas páginas de ecommerce que quieran dar una capa de información adicional a sus clientes más allá de una ficha, fotos y un vídeo. Con Eyes Cloud 3D pueden escanear sus artículos y embeber un visor en el que sus visitantes van a poder interactuar con los productos, moviéndolos y desplazándolos a su antojo para verlos desde diferentes perspectivas o ángulos. “Con nuestro sistema cualquier puede tener un modelo 3D de lo que esté vendiendo y distribuirlo de todas las formas posibles”, afirma González.

Por ahora la startup extremeña no se ha planteado dar el salto a la impresión 3D, aunque cuentan con partners que sí hacen este tipo de servicios e incluso pulen y abrillantan las piezas finales. En este momento la compañía está buscando financiación pensando en invertir en desarrollo de producto y crear herramientas más específicas para ciertos verticales.