posicionar tienda online

El 2020 finalizó con un importante hito para el comercio electrónico. La pandemia del Covid-19, ha causado cambios significativos en los hábitos de consumo de los españoles, impulsando así el crecimiento de esta nueva modalidad. Si bien distintos estudios demuestran que el e-commerce ya crecía a doble dígito antes de la irrupción del Covid, informes recientes ponen en evidencia un mayor incremento de esta tendencia como consecuencia del confinamiento y las restricciones de movilidad. Tal es así que a finales del año pasado, España se convirtió en el tercer mercado a nivel mundial en el que más ha crecido el comercio electrónico.

El crecimiento del e-commerce durante el año pasado ascendió al 36% según un estudio de eMarketer. Además, de acuerdo con un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la facturación de este sector presentó un incremento del 0,2% interanual hasta alcanzar los 12.020 millones de euros en el segundo trimestre de 2020. Entre estos ingresos, el 40,6% fue generado a partir de páginas web de comercio electrónico en España. Lo que representa un aumento de un 0,7% interanual hasta los 3.819 millones de euros en compras realizadas en España a web españolas.

Fueron más de 244 millones de transacciones las que se realizaron en el segundo trimestre del 2020. Lo que significa un 15,6% más que en el mismo periodo del año anterior. Los números demuestran un verdadero hito para el e-commerce que ha alcanzado el año pasado, el equivalente a cinco años de progreso. Después de todo, el comercio electrónico pasó de ser un un canal complementario a ser la única modalidad para realizar compras de todo tipo.

El impulso a la migración hacia el mundo digital ha obligado a empresas y comerciantes que no tenían previsto invertir en una plataforma de e-commerce, a actuar rápidamente para así adaptarse a la “nueva normalidad”. Lo que para muchos ha significado un gran desafío ya que dar el salto hacia la digitalización requiere de inversión, conocimiento y tiempo. Pero afortunadamente, existen ciertas herramientas que permiten agilizar el proceso y que ponen las cosas más fáciles para quienes no cuentan con conocimientos tecnológicos avanzados.

Dentro de las opciones disponibles destaca la plataforma Hubside que ofrece servicios de creación y desarrollo web. Hubside pone en manos de los usuarios, herramientas sencillas e intuitivas para que puedan crear una página web personalizada sin necesidad de conocimientos técnicos. Pero eso no es todo. Recientemente, Hubside lanzó un nuevo soporte ‘E-shop’ para la creación de una tienda online de forma rápida y sencilla. Un detalle no menor es que este soporte ofrece la posibilidad de realizar cobros a tarjetas bancarias y también vía PayPal. Esto, sin perder de vista la seguridad, ya que las páginas son únicamente accesibles a través de https y con un certificado SSL. Además, los datos son encriptados en los servidores de Hubside.

Adaptarse al entorno digital puede ser muy difícil para aquellos que no cuenten con la experiencia necesaria. Es por ello que la opción ofrecida por Hubside es perfecta para autónomos, freelancers y pymes en búsqueda de nuevas oportunidades. “Desde Hubside apoyamos a las pequeñas y medianas empresas, y las acompañamos en su desarrollo, ya sea una joyería, una tienda de ropa o de productos DIY”, señala Alexandre Hampe, CEO de Hubside.

Hubside facilita el proceso para que estos puedan comercializar sus productos o servicios a través de internet. Esto gracias a las distintas funcionalidades que ofrece entre las que destaca la creación de catálogos y fichas de productos y servicios integrados en Hubside. Como así también la gestión de la relación con los clientes una vez realizado un pedido, con la posibilidad de configurar el envío de correos electrónicos de forma automática para asegurar el seguimiento del envío y la entrega.

Más allá de las cifras registradas en 2020, todo apunta a que durante este año, el comercio electrónico y las compras online seguirán creciendo. Así lo indica el VII Estudio Anual de eCommerce en España 2020, que demuestra que el Covid-19 “cambiará el e-commerce para siempre”. Según advierte el informe,  actualmente el 70% de la población española compra online. Por ende, se concluye que en 2020, los potenciales clientes de e-commerce fueron 22,5 millones. El estudio también indica que durante los meses de confinamiento, la frecuencia de compra aumentó al 51%. Aunque el dato más interesante es que hasta un 25% de las personas afirman que en la nueva normalidad, seguirán comprando online con esa misma intensidad. Un dato que reafirma el boom del comercio electrónico, pero que sobre todo, anima a la implementación del comercio digital.