La firma automovilística DS ha presentado la gama de vehículos Performance Line, una versión de sus DS3 Crossback y DS7 Crossback con carácter deportivo y de altas prestaciones que se conjuga con una estética de rasgos dinámicos en el exterior.

Tal como ha indicado la marca del Grupo PSA, esta nueva gama de automóviles, desarrollada por los diseñadores e ingenieros de la compañía, se inspira directamente en DS Performance y sus monoplazas de la escudería de DS Techeetah.

“Como carta de presentación, los modelos de la DS Performance Line se distinguen por su techo color perla nera, asociado a colores de carrocería que expresan dinamismo, como el azul millenium, el cristal pearl o el blanco perla nacarado en el DS3 Crossback o el blanco nacarado en el DS7 Crossback”, ha indicado DS.

Este acabado se completa con rasgos deportivos, como las llantas de aleación en color negro brillante de hasta 19 pulgadas, que incorporan el logotipo DS sobre un fondo carmín en el centro de la rueda. El interior del habitáculo cuenta con materiales como el cuero granulado, Alcantara o piel plena flor en el volante.

El DS3 Crossback se puede elegir con motores de gasolina y diésel de 100 y 130 caballos de potencia, así como con su versión eléctrica de 136 caballos, mientras que el DS7 Crossback Performance Line incorpora en su oferta los propulsores más potentes: los híbridos enchufables de 225 y 300 caballos, a los que acompañan alternativas térmicas de gasolina de 130 y 180 caballos y de diésel de 130 caballos.

DS comercializa en España el DS3 Crossback Performance Line por un precio que parte de los 26.450 euros, mientras que el DS7 Crossback Performance Line está disponible desde 36.950 euros.